El desgraciado destino del capitán Glas (1) Noticias antiguas de Canarias (18)

Por Alastair F. Robertson  (Traducido del inglés por Emilio Abad Ripoll y publicado en el Diario de Avisos el 2 de enero de 2022).

 
NOTICIAS  ANTIGUAS  DE  CANARIAS
 
(En el British Newspaper Archive)
 
XVIII- El desgraciado destino del capitán Glas (1)
 
 
Original en inglés: Alastair F. Robertson 
 
Traducción: Emilio Abad Ripoll.
 
Miembros de la Tertulia Amigos del 25 de Julio      
 
 
A lo largo del siglo XVIII, de vez en cuando aparecían en la prensa británica noticias relacionadas con  las Islas Canarias y otras zonas cercanas. Disponemos de una maravillosa fuente “on line”, el British Newspaper Archive (Archivo de prensa británica) (www.britishnewspaperarchive.co.uk) que proporciona una información fascinante sobre hechos que ocurrieron hace cientos de años y de la que estamos extrayendo las noticias que recogemos en esta serie, que finalizará cuando el próximo verano vayamos a celebrar el 225 aniversario de la Gesta del 25 de Julio.
- - - - - 
 
           En 1765, los británicos intentaron establecer una colonia en una parte de la costa africana que los españoles reclamaban como propia por estar demasiado cerca de las Islas Canarias. El capitán George Glas era quien dirigía a los colonos.
 
          George Glas era un emprendedor comerciante escocés que negociaba regularmente entre Gran Bretaña, las Islas Canarias y la costa occidental de África. Se interesó mucho por Canarias y fue él quien tradujo al inglés La historia del descubrimiento y la conquista de Canarias, de Juan de Abreu Galindo, en un libro que se publicó en 1764. Sin embargo, no mucho tiempo después, el capitán Glas, su esposa y su hija de doce años encontraron un trágico final,  aunque antes de que eso ocurriera, los españoles habían capturado y encarcelado a Glas. 
 
          La historia comienza con el intento de asentamiento: 
 
                      Ipswich Journal, 27 de julio de 1765:
 
                   En una carta procedente de Filadelfia y fechada el pasado 3 de junio se lee lo siguiente: “El pasado lunes arribó aquí el capitán Carr, tras un viaje de cinco semanas desde Tenerife, y nos informó que el capitán Glas había sido enviado a levantar un asentamiento inglés en la costa de Berbería, frente a la Gran Canaria; en consecuencia acondicionó a colonos y demás a bordo y los desembarcó en el lugar designado. Una vez que las cosas estuvieron en orden, el capitán Glas, con su esposa y familia a bordo, se trasladó a Lanzarote, una de las Islas Canarias, donde los españoles lo apresaron, lo llevaron a Tenerife y lo encarcelaron.
 
                    El barco de los colonos, con su patrón y tripulación y la esposa de Glas, regresó al nuevo asentamiento, donde poco tiempo después de la muerte del patrón, acaecida como consecuencia de la herida recibida al reventar un cañón, los moros, aprovechando la oportunidad que se les presentaba, tras un fuego continuo que duró cuatro o cinco horas, tomaron el barco y lo llevaron a tierra. La tripulación, con la esposa y la familia del capitán Glas, se vieron obligados a huir en sus botes; arribaron sanos y salvos a una de las Islas Canarias y desde allí, por órdenes del Gobernador, fueron enviados a Tenerife.
 
Foto 18 - 1
 
Panorámica del castillo de Paso Alto (Santa Cruz de Tenerife) donde estuvo preso el capitán Glas.
(Fuente: Apuntes para la historia de las antiguas fortificaciones de Canarias, de José M. Pinto de la Rosa).
                     
                    
                    La razón que alegaron los españoles para detener al capitán Glas fue que había venido sin autorización y con la intención de expoliar sus factorías pesqueras y comerciar con los moros.”
 
          La incipiente colonia británica no duró mucho:
 
                      Ipswich Journal, 28 de septiembre de 1765:
 
                Por cartas recibidas de Madeira se sabe que el asentamiento inglés que se estaba levantando en la costa de Berbería, frente a Gran Canaria, por el momento está completamente asolado, debido a algunas arteras actuaciones de los españoles que, desde Tenerife, han predispuesto a los moros del continente a creer que los ingleses habían llegado con la única intención de esclavizarlos a la menor oportunidad que se presentara.
 
          Mientras tanto, y sin que las autoridades británicas tuvieran conocimiento de ello, el Capitán Glas pasó casi un año en una prisión de Santa Cruz; y luego:
 
Foto 18 - 2
 
Puerto de La Orotava a mediados del siglo XVIII (Fuente: fundaciónorotava.org).
 
                   
                     "Tras ser puesto en libertad, Glas se trasladó inmediatamente al Puerto de la Orotava (con su esposa, hija y un criado), donde un barco inglés, llamado The Earl of Sandwich, estaba a punto de zarpar hacia Gran Bretaña. Este barco transportaba una valiosa carga de vino, seda, cochinilla y una gran cantidad de monedas, oro en polvo y algunas barras del mismo metal.” (1)
 
          Si su liberación se hubiera producido tan solo dos semanas más tarde, la familia habría abordado un barco diferente y esta historia habría tenido un final más feliz, pero, en lugar de un agradable crucero de vuelta a casa, la tripulación del Earl se propuso robar la carga y, al hacerlo, asesinaron al capitán del buque y al primer oficial, así como a Glas y su familia y el resto de pasajeros. Tras aquel terrible viaje, el barco llegó a Irlanda, donde los asesinos fueron descubiertos y capturados, según informó la prensa:
 
                  Ipswich Journal, 21 de diciembre de 1765
 
                   Dublín, 10 de diciembre. Gracias a las investigaciones de nuestro alcalde, apoyado por el Sr. Sheriff Rutledge, y el comisario de Ross, en el condado de Wexford, fueron localizados y enviados a la prisión de New Gate Richard St. Quintin, y Andres Zekerman, antiguos marineros, y Makenly, contramaestre, del Earl of Sandwich, (capitán Cochran, en viaje desde Tenerife a Londres), quienes, con el cocinero, aún no capturado, conspiraron para apoderarse del barco y su carga en su regreso de Canarias; el 30 de noviembre pasado asesinaron al capitán y al contramaestre, así como al capitán Glas, su esposa e hija, los demás pasajeros y el resto de la tripulación. Después, cuando tuvieron a la vista las tierras de Loftus Hall (2), abrieron la compuerta de lastrado con la intención de hundir la nave, y tras tomar 150 sacos de dólares de curso legal, varios lingotes de oro y otros valiosos objetos, lo abandonaron. Sin embargo, sabemos que el barco quedó varado en el río de Waterford y que está bajo custodia del magistrado de esa ciudad. Se está llevando a cabo una exhaustiva búsqueda del cuarto hombre.
 
Foto 18 - 3
 
La mansión Loftus Hall (Fuente: Atlas Obscura)
 
 
          El final de esta dramática historia lo podrán encontrar aquí la próxima semana.
 
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
 
NOTAS
 
1.- El libro sobre Canarias en la versión inglesa de George Glas se publicó una vez más en 2010, con una biografía de Glas y una introducción y notas a cargo de don Pedro Nolasco Leal Cruz (Pág. 11).
 
2.- Loftus Hall es una gran mansión ubicada en la península de Hook, condado de Wexford, Irlanda  Ha alcanzado notable fama mundial por las supuestas experiencias paranormales que tienen lugar en ella.