La Guerra de los Siete Años (3). Noticias antiguas de Canarias (12)

 
Por Alastair F. Robertson (Traducción del inglés de Emilio Abad Ripoll publicada en el Diario de Avisos el 21 de noviembre de 2021).
 
 
 
NOTICIAS  ANTIGUAS  DE  CANARIAS
(En el British Newspaper Archive) 
 
XII- La Guerra de los Siete Años (3)
 
 
 
Original en inglés: Alastair F. Robertson 
Traducción: Emilio Abad Ripoll.
Miembros de la Tertulia Amigos del 25 de Julio      
 
 
 
 
          A lo largo del siglo XVIII, de vez en cuando aparecían en la prensa británica noticias relacionadas con  las Islas Canarias y otras zonas cercanas. Disponemos de una maravillosa fuente “on line”, el British Newspaper Archive (Archivo de prensa británica) (www.britishnewspaperarchive.co.uk) que proporciona una información fascinante sobre hechos que ocurrieron hace cientos de años y de la que estamos extrayendo las noticias que recogemos en esta serie, que finalizará cuando el próximo verano vayamos a celebrar el 225 aniversario de la Gesta del 25 de Julio..
 
          Tan solo 8 años de paz siguieron a la Guerra de Sucesión austríaca. En 1756 comenzó la Guerra de los Siete Años, en la que  Francia, Rusia, Austria, Suecia y Sajonia se aliaron contra Prusia, Gran Bretaña y Hannover. Volvía a ser peligroso navegar por las aguas que rodean las Islas Canarias.
 
 
 Foto 12 - 1
 
Rada de Santa Cruz de Tenerife (Fuente: Fondo J.M. Ledesma)
 
         
          Las noticias se difundían muy lentamente en la época de la navegación a vela, pues los barcos podían permanecer incomunicados durante muchas semanas. El capitán de un buque inglés recibió una desagradable sorpresa cuando fondeó en Tenerife un día de 1762, ya que, sin que él lo supiera, España se había sumado en enero, del lado de Francia,  a la Guerra de los Siete Años, y aunque quedó prisionero, su rápida reacción permitió que su navío pudiese huir.
 
                    Las últimas cartas de Senegal mencionan la llegada del Tyger, mandado por Stottdard. En su viaje desde Londres se detuvo en Tenerife para cargar vinos. Cuando el capitán bajó a tierra, se le informó que se había declarado la guerra entre España e Inglaterra; ordenó entonces el Gobernador que el barco no prosiguiera el viaje, enviando a un oficial con una partida de soldados para ocupar la nave. El capitán solicitó autorización, que le fue concedida, para enviar una nota a su teniente pidiéndole le mandase su baúl con la ropa, lo que aprovechó para escribir en el margen de la carta: “corta y lárgate”. El teniente, al leer la carta, comprendió lo que sucedía y obedeció la orden; de este modo salvó el barco y llevó al oficial y los soldados españoles a Senegal. (Ipswich Journal, 17 de julio de 1762)
 
 
          Senegal era un lugar de interés para todas las naciones marítimas por su comercio de mercancías y esclavos; el 11 de septiembre de 1762, el Caledonian Mercury informaba que:
 
                     La falúa James, bajo el mando del capitán Webster, que arribó a Portsmouth procedente de Senegal, trajo la noticia de que había llegado a aquel territorio el Rebecca, mandado por el  capitán Wilkinson, que en su viaje desde Londres capturó un barco español cargado de coca, palo de tinte, etc., que había zarpado de Tenerife, y lo envió a las Indias Occidentales para ser juzgado, ya que no había tribunal del Almirantazgo en Senegal.
 
    
Foto 12 - 2
 
Isla de Gorea o Gorée en Senegal, importante mercado de esclavos (Fuente: Wikipedia)
 
         
           Los británicos parecían aprovechar al máximo esta nueva guerra con España, ya que confiscaban muchos productos.
 
                     Los barcos corsarios Lord Anson y Hawke se han apoderado de una gran tartana española (un barco utilizado para la pesca y el comercio de cabotaje) que navegaba de Cádiz a Tenerife, cargada de maíz, sal, fardos con distintos productos, azafrán, etc. y la envió a Gibraltar; también tomaron en la isla de Fuerteventura, aunque estaban protegidos por una batería española, dos bergantines y una balandra cargados de trigo y los llevaron a Madeira, sin más problemas. (Ipswich Jounal, 27 de noviembre de 1762).
 
         
          La situación llegó al punto de que los mercantes españoles temían abandonar los puertos por miedo a los británicos, según un informe de Boston, Massachusetts, fechado el 18 de noviembre de 1762:
 
                    Un barco que llegó a Salem tras navegar 36 días desde Gibraltar, trajo la noticia de que dos barcos españoles procedentes de los mares del sur habían arribado a Tenerife, y que temiendo zarpar hacia Cádiz por el riesgo de correr la misma suerte que el Hermione, estaban enviando sus valiosas cargas a ese puerto en settees (buques mercantes de un solo piso que eran veleros versátiles).Uno de ellos, con veinte mil dólares a bordo, fue capturado por el HMS Sheerness. (Dublín Courier, 7 de julio de 1763).
 
Foto 12 - 3
 
Combate entre una fragata española y un navío ingles (Fuente: Instituto de Historia y Cultura Naval, Armada Española)
 
 
         
           Y por fin, el 10 de febrero de 1763, se firmaba el Tratado de París que ponía fin a la Guerra de los Siete Años. 
 
 
- - - - - - - - - - - - - - - - -