La capitulación de la derrota inglesa en Santa Cruz de Tenerife

 
Por Juan Carlos Cardell Cristellys y Pedro Ontoria Oquillas (Publicado en El Día / La Prensa en dos capítulos los días 16 y 23 de julio de 2016).
 
 
Capitulación-1 Custom
 
Composición alegórica al 25 de Julio de 1797
 
          En las Relaciones Circunstanciadas de la narración de la Gesta del 25 de Julio de 1797 aparece el término Capitulación de las armas británicas en el Lugar y Puerto de Santa Cruz y, por consiguiente, rendición. 
 
          Acosadas y acorraladas las tropas británicas en la Plaza y Convento de la Consolación o Santo Domingo intentaron parlamentar varias veces, enviando diversos emisarios, para intimar al general Gutiérrez a que se rindiera. Gutiérrez les contestó con toda firmeza que jamás accedería a ello y que disponía de hombres y munición para la defensa, añadiendo que si se rendían los trataría con humanidad, pero en el caso contrario no les daría cuartel. Ante las circunstancias adversas para los ingleses, el capitán Samuel Hood le ofreció entonces sus servicios a Troubridge para gestionar una capitulación lo más honrosa posible. Acompañado o escoltado por dos miembros de la plana mayor, los capitanes Creagh y Madan, que habían salido con tal fin de San Cristóbal, penetraron por la puerta del rastrillo de la fortaleza de San Cristóbal. 
 
          En el despacho de Gutiérrez, y en presencia de su plana mayor, Samuel Hood, sirviéndose de Creagh como intérprete, volvió a insistir en el “ultimátum”, que el comandante general rechazó de plano, sin admitir el menor diálogo sobre ello. Entonces Samuel Hood, como el vencido, tuvo que ceder, exponiendo las bases de una capitulación digna y honrosa, que Gutiérrez no tuvo inconveniente en aceptar. Entonces Hood, pidiendo papel y pluma, redactó en inglés de su puño y letra los términos sencillos de la misma: 
 
                      "Santa Cruz, 25 JULY 1797
 
                    That the troops &c. belonging to his  Britannic Majesty shall embarked with all their arms of every kind and take  their boats off if saved, and  be provided with such other as may be wanting in consideration of which it is engaged on their part shall not molest the Town in any manner by  the Ships of the  British  Squadron now before it, or any of the Islands in the Canaries, and Prisoners shall be given upon both sides.
 
                    Given under  my hand & on my word of honour Samuel Hood.
 
                    Ratified by T. Troubridge Commander of the British Troops
 
                   Dn. Antonio Gutiérrez, Comandante General de las Yslas de Canaria".
 
          Seguidamente, don Antonio Gutiérrez estampó su firma en el extremo inferior izquierdo del documento. Quedaba por obtener todavía la ratificación de Troubridge, y Samuel Hood retornó con igual acompañamiento a la plaza de Santo Domingo para entrevistarse con su superior jerárquico. Thomas Troubridge no vaciló un segundo en ratificar la capitulación con su firma, dando remate así a las negociaciones.
 
          Una lancha, en la que iban el capitán Waller, de la fragata Emerald, y el capitán de mar don Carlos Adán, fue destacada desde el muelle hasta el Theseus para informar al contralmirante Nelson de las condiciones de la capitulación, que fueron aceptadas en todos sus términos. En el acta de capitulación no aparece la firma de Nelson, pero quedará plasmada en su Carta al general Gutiérrez del 26 de julio de 1796 [sic], firmada con la mano izquierda.
  
          De los cinco documentos fehacientes de la capitulación o rendición, cuatro están escritos en inglés, de los cuales Samuel Hood redactó dos que se conservan los papeles originales y dos copias literales una realizada por Pedro Francisco Forstall y otra por Guillermo José de los Reyes. Sin embargo, solamente se conserva un solo documento original en español, cuyo texto es traducción del documento inglés.
 
          Del documento redactado por duplicado por Samuel Hood, uno se quedó en posesión del General Gutiérrez, y fue conservado por los distintos Capitanes Generales de Canarias hasta que en la década de 1950 fue entregado al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en cuyo archivo se guarda.  Aparece como ilustración en múltiples obras que tratan de la Gesta del 25 de Julio de 1797. El Ayuntamiento hizo una serie numerada de cincuenta litografías en el año 1989 del manuscrito original custodiado en la caja fuerte de este Ayuntamiento con los respectivos certificados de autenticidad.
 
          Al observar el documento la firma que estampó don Antonio Gutiérrez en el extremo inferior izquierdo no aparece completa y está deteriorada habiendo desaparecido algunas letras y palabras quedando unas manchas blancas. Su texto completo sería Dn. Antonio Gutierrez Com.te  Gen.l  de las Yslas de Canaria [Rubrica]. Es un tanto curioso el observar la lámina, que ilustra la obra Canarias y el Atlántico. Piraterías y ataques navales de Rumeu de Armas, ya que es la misma del Ayuntamiento pero cuando la reproducen estaba en el Archivo de la Capitanía General. Y si nos fijamos aparece unas letras en el círculo de un membrete o cuño: BIB-Las Pa  en el ángulo inferior derecho (Nota 1).
 
Capitulación-2 Custom
 
Documento original de la Capitulación (Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife)
 
          El otro documento o papel original en inglés quedó en posesión de Thomas Troubridge, que lo entregó a sus superiores, y actualmente se encuentra en el Museo Británico (2). Estuvo expuesto en la exposición de La Gesta del 25 de Julio de 1797 en el Museo Militar de Almeyda en cuyo catálogo aparece  con el nº 99. Su conservación es  mejor y más nítida su escritura.
 
Capitulación-3 Custom
 
Documento original de la Capitulación (British Museum)
 
 
           A las pocas horas de la firma, el General Gutiérrez ordenó preparar una copia literal en inglés, que fue realizada por Pedro Francisco Forstall y que envió a la Corte con el parte corto o nota oficial que daba fe de la victoria española y de la que fue portador el mismo Nelson. Esta copia se conserva en el Archivo Histórico Nacional de Madrid (3). El parte corto se publicó en la Gaceta de Madrid del viernes 25 de agosto de 1797. Pedro Francisco Forstall era natural de Irlanda e importante comerciante mayorista en Santa Cruz, donde se casó con María Blanco. Fue castellano de la Batería de la Rosa, frente a la que tenía su casa en la calle de la Marina. Síndico personero de Santa Cruz en 1795, fue regidor del ayuntamiento en 1810, falleciendo en la epidemia de fiebre amarilla de dicho año, poco después de su mujer.
 
Capitulación-4 Custom
 
Copia literal de Pedro Francisco Forstall
 
         
          Existe otra copia literal en inglés realizada por Guillermo José de los Reyes que se conserva en el Archivo Histórico Nacional (4). Guillermo José de los Reyes, Capitán de Milicias y Secretario de la Comandancia General e Inspección, “fue el que despojándose de las Chisrrateras y Sable, que condujo una orden del general Gutiérrez al Batallón, que allí [en el Castillo de S. Cristobal] ignoraban su paradero” (5)
 
Capitulación-5 Custom
 
Copia literal de Guillermo José de los Reyes
 
         
          El documento original en español se conserva en el Museo Canario en Las Palmas de Gran Canaria (6). Este texto español es el que transcriben con mínimas variantes de signos ortográficos las Relaciones Circunstanciadas de José Molina Monteverde, Juan Guinther y Güimarense. Las otras Relaciones reflejan lo sustancial o esencial del documento. 
 
          En el catálogo del Museo Canario viene reseñada con la transcripción de los errores o erratas Wood y Frossbridge y no da la categoría o importancia, que tiene y merece, a este acta de capitulación. Su transcripción es la siguiente: 
 
                    "Santa Cruz, 25 de julio de 1797
 
                 Que Tropas, &ca. pertenecientes a S. M. Británica serán embarcadas con todas sus armas de toda especie, y llevarán sus botes si se han salvado; y se les franquearán los demás que se necesiten, en consideración de lo cual se obligan por su parte a que no molestarán al pueblo de modo alguno los navíos de la Escuadra Británica que están delante de él, ni a ninguna de las Islas en las Canarias y los prisioneros se devolverán de ambas partes.
 
                   Dado bajo mi firma y sobre mi palabra de honor Samuel Hood.
 
                  Ratificado  por T. Troubridge, Comandante de las Tropas Británicas.
 
                  D.n  Antonio Gutierrez Comandante General de las Yslas de Canaria. [Rubricado]."
 
Capitulación-6 Custom
 
 
Documento original en español de la Capitulación (Museo Canario)
 
         
          Una vez que los ingleses, firmaron la capitulación, se llevaron a sus heridos y muertos a sus navíos, hubo intercambio de correspondencia y de algunos obsequios, frutas, limetones (7) de vino y quesos por parte canaria y unos barriles de cerveza por parte inglesa. 
 
          El Contralmirante Nelson envía una carta de agradecimiento personal al General Gutiérrez por el comportamiento que la población había tenido con los heridos ingleses. Y como regalo le envía la prenda que más estimación tenía, un gran anteojo nocturno astronómico, en prueba de agradecimiento (8).  La firma “Horatio Nelson” de la Carta de Nelson al General Gutierrez escrita en el “Theseus off Teneriffe 26th July 1796 [sic]” es la primera que el contralmirante realiza con su mano izquierda, lo que desmiente el aserto de que la carta enviada a Lord St. Vicent, Sir John Jerwis K Bth, fuese la primera, “Theseus July 27th 1797” (9). Por razones lógicas el texto de sendas cartas no lo escribiría Nelson, sino que simplemente estamparía su firma con la mano izquierda.
 
Capitulación-7 Custom
 
Facsímil de la carta de Nelson a Sir John Jervis. Diario de Tenerife. Extraordinario 25 de Julio 1797-1897 p. 16.
 
         
          El mismo Nelson se ofreció al General Gutiérrez a llevar la carta en la que relataba la victoria sobre el asalto de los ingleses al Lugar, junto con los pliegos de correspondencia, a la Península. El General Gutiérrez aprovechó el ofrecimiento y redactó el conocido Parte corto de la Victoria, el mismo día 25 de julio de 1797, de forma un tanto escueta, “una sucinta noticia”, quizás por la premura del caso o por temer a ser leído por los portadores y enterarse del verdadero número de fuerzas que intervinieron en la defensa y del desconcierto que éstas tuvieron durante las horas que duró el asalto en el amanecer del 25 de julio.
 
          En la mañana del 27 de julio, después de haber realizado las exequias a bordo por los fallecidos en combate, la escuadra inglesa abandona el Puerto de Santa Cruz, llevando consigo Nelson, rumbo a Cádiz, los pliegos del Primer parte de la Victoria o Parte corto que iba dirigido al Ministro de la Guerra don José Manuel Álvarez.
 
          El 15 de agosto de 1797 llegó a Cádiz la fragata inglesa Emerald y su comandante Waller pasó al navío inglés Ciudad de París para entregar al Almirante de la flota que asediaba la ciudad, Lord John Jervis, Conde de St. Vincent, los pliegos, oficios y partes con la noticia del desgraciado éxito que la escuadra de Nelson tuvo en Tenerife. El Almirante Jervis mandó  destacar un navío con bandera parlamentaria saliendo el General Mazarredo con sus ayudantes a esperar en el muelle de Cádiz a los parlamentarios  y quedó sorprendido cuando le entregaron los pliegos de Gutiérrez, con la comunicación de la victoria, dando órdenes de enviarlos a la Corte de Madrid.
 
          El 25 de agosto de 1797 fue publicada por primera vez la noticia sobre el asalto inglés al Lugar de Santa Cruz en el periódico o boletín la Gazeta de Madrid en el que se transcribió casi literalmente el Parte corto de la Victoria excepto unos párrafos (10). La noticia del asalto se publicaba en Inglaterra cuatro días después, el 29 de agosto de 1797, en el boletín The London Gazette (11).
 
          El 30 de agosto de 1797, la Gazeta de Madrid publicaba que:
 
                     “se acaban de recibir noticias de oficio, por los despachos de Lord St. Vicent al Almirantazgo, de que su expedición contra la isla de Tenerife se desgració completamente; que perdieron trescientos hombres entre muertos y heridos; que el Almirante que mandaba la expedición, ‘perdió el brazo derecho’; y que el Comandante Español de Santa Cruz se portó con tanta generosidad y humanidad que excitó la admiración de los enemigos, poco acostumbrados a dar ni seguir semejantes ejemplos” (12)
 
Capitulación-8 Custom
 
Carta del contralmirante Nelson al general Gutiérrez, firmada con la mano izquierda.
 
         
           De nuevo, el 8 de septiembre de 1797, la Gazeta de Madrid  (13) publica que:
 
                    “el ciudadano Bikker en nombre de la comisión diplomática, dio cuenta de que los ingleses, habiendo intentado de apoderarse de Santa Cruz de Tenerife fueron rechazados con gran pérdida, el mismo Bikker dio espués parte de que el ejército nº 23 de Cazadores Franceses no está ya al sueldo de esta República, y que había pasado, al ejército de Sambra y Mosa” (14)
 
          Y no faltan documentos que, como George Spencer, primer lord del Almirantazgo inglés, al escuchar el episodio acaecido en Tenerife, escribiera a su colega, el secretario del Foreign Office británico:
 
                    “En el tema de los agradecimientos, creo sinceramente que debería tomarse alguna atención (aunque desconozco el modo apropiado) con el gobernador español de Santa Cruz, que tan bien se comportó con nuestros hombres tras el tratado que hicieron para restituirse a sus naves” (15).
 
Capitulación-9 Custom
 
Firma  del año 1805 del Vicealmirante Nelson con su mano izquierda
 
         
          La Gazeta de Madrid concedió mucha importancia del asalto inglés al Lugar de Santa Cruz de Tenerife. Por consiguiente, merece copiarse dicho Parte Corto de la Victoria, que publicó la Gazeta de Madrid casi literalmente a excepción de unos párrafos, que ponemos entre corchetes.
 
                    “S. M. ha tenido la agradable noticia de haberse malogrado a una esquadra Inglesa las miras de conquista o de saqueo con que desembarcó tropas en la isla de Tenerife, una de las Canarias, según el Comandante general de ellas D. Antonio Gutiérrez ha participado desde Santa Cruz en oficio de 25 de Julio último en el qual se explica en los términos siguientes: 
 
                    El día 22 del corriente amaneció enfrente de esta plaza una esquadra Inglesa compuesta de tres navíos de 74, tres fragatas, una bombardera, un cúter, y otro barco pequeño con sus lanchas formadas en dos divisiones; la primera ya muy cerca de tierra, y pronta a desembarcar sus tropas por nuestra izquierda. Mandé hacer la señal de alarma, y a ella viraron y bogaron en vuelta de fuera las lanchas enemigas.
 
                    A las 7 volvieron á seguir su primera dirección, desembarcando fuera del alcance de nuestro cañón por la playa del valle del Bufadero, y se apoderaron de una colina llamada del Valle Seco, en cuya inmediación fondearon las tres fragatas: inmediatamente hice tomar todas las alturas dominantes, y asegurar los desfiladeros, de forma que viendo frustradas por esta parte sus ideas, después de haber mantenido su posición todo el día, se reembarcaron durante aquella noche, y al amanecer del día siguiente se hizo a la vela el todo de la esquadra.
 
                    El 24 amaneció ésta a la vista con otro navío de aumento; se mantuvo barloventeando, y por la tarde fondeó sobre nuestra izquierda, dando indicios de querer atacar el castillo de Paso-Alto. Estos preparativos, lejos de engañarme, me persuadieron que su verdadera intención era atacar y asaltar el frente, por lo que di las disposiciones que me parecieron convenientes para en tal caso rechazarlos, sin desatender por esto la 0izquierda.
 
                  Efectivamente al anochecer del día de ayer acercaron a Paso-Alto una fragata y la bombardera, empezando a bombardear dicho castillo; y a las dos y media de la madrugada asaltaron el frente por distintos puntos, y en todos con arrojo y vigor, consiguiendo, a pesar de nuestra bien dirigida metralla, internar sus tropas en el pueblo; y estuvieron estas peleando con las nuestras, hasta que a las 4 de esta mañana solicitaron que yo les entregase la plaza, en cuyo caso a nadie perjudicarían, y que de lo contrario la incendiarían: respondí que aún tenía pólvora, balas y gente; continuaron batiéndose: sucesivamente se presentó un Oficial, a nombre del Comandante, manifestándome que no era su intención perjudicar a nadie en su persona ni intereses, y que así no nos molestarían si les entregaba los caudales de S. M. pero que de lo contrario no podía responder de las conseqüencias: dí la misma respuesta; y a corto rato vino a parlamentar el segundo Comandante de la tropa, haciendo igual propuesta, a la qual contesté en los propios términos que a las anteriores; [y por fin convenimos en lo que consta de la adjunta Copia del Papel escrito (16) por el mismo oficial (17) y ratificado por el Comandante Principal] y de resultas se reembarcaron. 
 
                   Los ingleses tuvieron una considerable pérdida; pues malogrado el objeto de tan costosa expedición mandada por Oficiales del mayor crédito, su Almirante Nelson perdió un brazo, su segundo Andrevos fué herido igualmente que otros varios Oficiales; murió el Capitán Bowen y muchos soldados, siendo también considerable entre estos el número de heridos; y nuestra pérdida de corta consideración.
 
                Hago esta relación muy de prisa, [por haverme ofrecido el mismo Almirante que haría llegar con seguridad por Lagos o Cádiz cualesquiera Pliegos que yo quisiera remitir y] reservándome hacerla más circunstanciada en quanto tenga ocasión, sin deber por eso omitir ahora el suplicar a V. E., que al tiempo de enterar al Rey de la gloria que han conseguido sus Realas armas, se sirva hacerle también presente, que solo deseo en acreditar mi zelo por su mejor servicio y mi amor á su Real persona" (18).
 
Capitulación-10 Custom
 
Oficial del Batallón de Infantería de Canarias.
 
           
           Por otra parte, veamos la historia del 2º Parte de la Victoria conocido también como El Parte Largo.
 
          El 3 de agosto de 1797, el General Gutiérrez redacta en una carta el 2º Parte de la Victoria, que es más extenso que el Parte Corto pues entra en detalles de lo sucedido en el asalto de los ingleses al Lugar y Puerto de Santa Cruz. Adjunto con el Parte mandaba dos oficios, dirigidos a D. Manuel Godoy y un  tercer documento que decía:
 
                  “Habiendo yo resuelto despachar la goleta nombrada El Apóstol Santiago, al cargo de su capitán y Piloto D. Santiago Araujo, con el aviso de la Victoria ganada por nuestras armas en la noche del 24 y mañana del 25 del mes próximo pasado se ha ofrecido a conducir el pliego el subteniente de Correos D. Joaquín de Vargas Machuca, quien espero tendrá el honor de ponerlo en manos de V. E.
 
                  Araujo con la goleta de su mando esperará en el primer puerto de España a que arribase, las órdenes y pliegos que V.E. tuviere a bien comunicarme y remitir a este destino”. 
 
Capitulación-11 Custom
 
Firma de D. Antonio Gutiérrez.
 
         
          El 4 de agosto, el General ordena habilitar la goleta El Apóstol Santiago que era la antigua goleta inglesa La Delicia (19), confiscada a principios de ese mismo año en el Puerto de la Luz de la isla Canaria, con víveres y demás efectos. 
 
          El 5 de agosto S.E. encomienda la custodia de los pliegos que contienen el 2º Parte de la Victoria al Subteniente de Correos D. Joaquín de Vargas Machuca (20) con el salvoconducto que los ingleses le dieron a S.E. para que las personas que viajaran con dicho documento no fuesen apresadas ni su equipaje confiscado por ninguna embarcación o nave inglesa aunque fuese corsaria, junto con una orden firmada por S.E. para que cualquier autoridad española a la que se presente ésta le ayude a la mayor brevedad en el desempeño de la misión que le fue confiada. 
 
          El 6 de agosto sale el Subteniente  desde el Puerto de Santa Cruz con destino a la Península, en la goleta El Apóstol Santiago siendo su capitán D. Santiago Araujo (21),  llevando presos franceses y españoles.
              
          El 11 de agosto S. E. envía un oficio a los 5 coroneles  de la isla de Tenerife, diciendo:
 
                    “… por ahora y hasta recibir contestación a los pliegos que remití en una goleta despachada para su conducción, cuyo retorno espero se verificará sin demora, he dispuesto que vengan a reforzar esta Guarnición las compañías de Granaderos de los 5 Regimientos de esta isla…” (22).
 
          El 17 de agosto es apresada la goleta El Apóstol Santiago, a la vista del puerto de Safí, Marruecos, por las fragatas de guerra inglesas La Almena y  La AndrómedaEl Subteniente de Correos D. Joaquín de Vargas Machuca, logra salvar los pliegos y se presenta al cónsul español en Safí, D. Sebastián Padrón, entregándole la orden que el General Gutiérrez le dio para ser asistido por autoridad española.  El cónsul español intentó comprar la goleta apresada pero le fue infructuoso. 
 
         El 22 de agosto el Ministro de la Guerra Sr. Álvarez, una vez leído el Parte Corto, envía un oficio en el que le pide explicaciones al General Gutiérrez por las circunstancias que le movieron a capitular con los enemigos en la forma que lo hizo y a no embarazar o perseguir a las tropas en su reembarco.
 
                    “Asimismo espera S. M. que V. E. embíe, como ofrece, en primera ocasión noticia más circunstanciada del referido favorable suceso, con expresión de las circunstancias que le hayan movido a capitular con los comandantes ingleses el no embarazar o perseguir a sus tropas en el reembarco”.
 
Capitulación-12 Custom
 
Firma del Ministro de la Guerra D. Juan Manuel Álvarez
 
         
         El 23 de agosto D. Joaquín Vargas viaja desde Safí, de incógnito atravesando en una caravana el desierto, llevando entre sus ropas los pliegos del Parte Largo, según las indicaciones enviadas por D. Bartolomé Padrón, tío del cónsul español en Marruecos, desde Mazagan.
 
          El 1 de septiembre llega a la ciudad de Tánger, con los pliegos a salvo, lo que sabemos por  la carta enviada por D. Bartolomé Padrón a su sobrino el cónsul español D. Sebastián Padrón.
Suponemos que de Tánger el Subteniente Vargas, lograría salir en algún navío hacia algún puerto peninsular, pero desconocemos  cómo  llegó a la Corte.
 
          El 12 de septiembre el Subteniente ya había llegado a la Corte, y ese mismo día el cónsul español, proporcionaba el pasaje desde Safí a Santa Cruz de Tenerife al capitán de la goleta El Apóstol Santiago D. Santiago Araujo, junto con 7 marineros, para  viajar en el bergantín genovés Los 2 Hermanos siendo su capitán D. Antonio Vasallo o Basallo. Quedaron en el puerto de Safí  cuatro marineros que embarcarían para España en la primera ocasión (23).
 
          El 21 de septiembre, atraca ya de noche en el Puerto de Santa Cruz el bergantín Los 2 Hermanos, presentándose el capitán Santiago Araujo y parte de la tripulación, al General Gutiérrez contándole lo sucedido y entregándole la lista de los marineros que quedaron en Safí  (24).
 
          El 8 de octubre es contestado el 2º Parte de la Victoria por carta del Sr. Ministro de la Guerra D. Juan Manuel Álvarez, desde San Lorenzo del Escorial, dirigida al General Gutiérrez, comentando la información.
 
          El 14 de octubre el Príncipe de la Paz, D. Manuel Godoy, contesta al pliego que contenía las 3 cartas u oficios, escritas por el General D. Antonio Gutiérrez con fecha 3 de agosto de 1797  (25) llevadas por el Subteniente de Correos.
 
          En su primera carta u oficio, el General Gutiérrez le relataba la acción contra los ingleses, cómo se defendió la Plaza, sus hechos y relaciona los muertos y los heridos que hubo (26)En la segunda carta u oficio, el General D. Antonio Gutiérrez dice:
 
                    “Tanto celo y actividad, con que ha desempeñado sus obligaciones el Ciudadano Faust, teniente de navío de la Armada Militar de la República Francesa, en el servicio de guarnición que ha hecho desde su arribada a estas islas, como el valor y pericia que acreditó en el combate del día 25 de julio, merecen que yo haga a V. E. una honorífica mención de sus méritos, sin omitir que los 73 republicanos que tuvo a sus órdenes aquel día llenaron también sus deberes: lo que espero hará V. E. presente a S.M. si lo estimare oportuno.”  (27)
 
          Y en el tercer oficio, el General Gutiérrez proponía un ascenso masivo, casi generalizado, de los oficiales que intervinieron en la defensa del Lugar (28).
 
          La contestación del Príncipe de la Paz, D. Manuel  Godoy, es el siguiente trasunto:
 
                     “El subteniente de Correos D. Joaquín de Vargas Machuca me ha entregado tres cartas de V.E. fechadas en 3 de agosto, y además la que contenía la noticia que era él conductor de aquellas.
 
                     Con la primera, me refiere V. E. con toda extensión lo ocurrido con los ingleses que fueron a atacar esa isla, y manera en que se les rechazó con todo honor y gloria para las armas del Rey. He enterado de ello a S.M., quien se ha mostrado muy satisfecho de lo ocurrido, y de las disposiciones de V.E. en todas las acciones.
 
                   Con la segunda, me manifiesta V. E. lo bien que el ciudadano Faust, teniente de navío de la Armada de la República Francesa, que los 73 ciudadanos de ella, desempeñaron sus obligaciones, el rey quiere que en su nombre dé V. E. gracias por su celo al referido Faust, añadiéndole que con esta fecha escribo de orden de S.M. al Directorio Ejecutivo manifestándole su reconocimiento.
 
                  En la tercera y última me dice V. E. la promoción que cree debe hacerse de los oficiales que sirvieron bajo sus órdenes en la Acción, encomendaba al propio tiempo a sus dos sobrinos D. Francisco y D. Pedro Gutiérrez, por el Ministerio de la Guerra se comunicará a V.E. la resolución del Rey sobre estos puntos, y por mi parte aseguro que concurriré muy gustoso para el mérito de estos buenos servicios quede premiado.
                
                    Le aviso a V.E. todo en respuesta a sus citadas cartas y ruego a Dios guarde su vida muchos años. San Lorenzo del Escorial 14 de octubre de 1797”
 
                    Manuel Godoy Príncipe de la Paz (29).
 
Capitulación-13 Custom
 
Firma de don Manuel Godoy, Príncipe de la Paz
 
         
          El 20 de octubre el General Gutiérrez contesta a la Carta del 22 de agosto de 1797 que le envió el Ministro D. Juan Manuel Álvarez en la que se le pedía las explicaciones de porqué capituló y no hizo prisioneros a los ingleses y les dejó embarcar.
 
                    "Exmo. Señor:
 
                   Con mucha satisfacción mía he enterado á esta Guarnición de que haviendo V.E. hecho presente al Rey, el contenido de mi oficio de 25 de Julio último en que le participé lo ocurrido con motivo del desembarco que hicieron aquí las tropas Inglesas protegidas de una Esquadra de la misma Nación, el vigoroso ataque que de resultas sostubieron las nuestras, y la conseqte. victoria que ganaron estas, obligando a las otras á reembarcarse con muy considerable pérdida y enteramente malogrados todos los obgetos de su expedición: lo oyó S.M. con complacencia siendo su Rl. voluntad me lo manifestara V.E. así en su Rl. nombre como a los Xefes, oficiales, Tropa y demás que hayan concurrido á rechazar al Enemigo; esperando no menos que en adelante continuarán si ocurriese dando nuevas pruebas del zelo y honor que los anima; y como con fha. del 3 de Agosto he pasado á manos de V.E. la noticia más circunstanciada que S.M. esperaba, del referido favorable suceso: Solo resta, para quedar cumplido todo lo que V.E. de su Rl. orden me previene en la de 22 del mismo Agosto, que yo exprese demás circunstans. qe. me hayan movido á capitular con los comandantes Ingleses el no embarazar o perseguir a sus Tropas en el reembarco.
 
                    Para enterar a V.E. fundamentalmte. de los motivos que concurrieron, o me impelieron á combenir en la última capitulación que propusieron los Ingleses, es necesario correr el velo á algunas circunsts. de que con cuidado me havía desentendido así por el perjuicio que podía resultar de qe. interceptado el Pliego llegasen á noticia de nuestros Enemigos como pr. parecerme que en la relación de una victoria semejante, ni me correspondía tratar de realzarla explicando los cortos medios con que se havía alcanzado, ni hacer particular mención de aquella parte de la Tropa que por inexperiencia y sorpresa se havía separado de su dever, y que en mi concepto desea con ansia ocasión en que acreditarse digna compañera de la vencedora; pero ya en virtud de lo que de Rl. orden me previene V.E. no puedo menos de manifestarle qe. prescindiendo de no haver aquí armamto. que entregar al Paisanage y del mal estado en que se halla el qe. existe en poder de la Tropa, según anteriormte. he hecho presente; las Tropas que yo tenía á mis órdenes pª. contrarestar las fuerzas Inglesas, a excepción del Baton. de Infantª. de Cans. reducido a un corto numº. de hombres, eran todas compuestas de una milicia llena de zelo y de buen deseo, pero que inexperta y sin conocimiento del arte de la Guerra, se dexó sorprender por una voz esparcida con suma rapidez y cuio origen no he podido averiguar, mediante la qual se aseguraba que yo havia sido muerto, y que ya todo estaba perdido sin recurso, pues la Plaza iva a rendirse; de suerte que sobrecogida y dexandose llevar de esta idea se dispersó en forma de no poder ser reunida con la prontitud que el lance exigía; siéndome esto tanto más sensible quanto maior fue el valor y constancia qe. acreditó la parte de la misma Milicia que se hallava agregada al Baton. de Cans. y algunas pequeñas partidas sueltas de ella que también quedaron desempeñando su obligación; de cuias resultas expedí y mandé publicar provisionalmte. el vando de que incluio copia. 
 
                    Las Baterías que sin flanquearse ocupan una extensión de cerca de tres quartos de Legua, se hallavan servidas por una corta Dotación de Gente cansada con tres días de continua fatiga y riesgo, sin haver con quien reemplazarla; y tenían a la vista una Esquadra mas que suficiente pª. proteger entonces el nuevo desembarco de tropas que intentaron los Enemigos, y que indubitablemte. hubieran buelto á emprender apenas recomenzado el combate.
 
                 En este estado de cosas, Sor. Exmo., trataron ultimte. los Ingleses de capitular conmigo, teniendo ellos dentro de la Plaza 800 hombres disciplinados y perfectamte. bien armados, reunidos en un punto Dominante, donde no podía ofendérseles sin incluir en su ruina á todos los Prisioneros ntros. que con los Religiosos del mismo Convento de Santo Domingo tenían en su poder, sin hacer un Sacrificio inútil de la vida de muchos buenos Vasallos de S.M., sin comprometer la suerte de esta y de las demás Islas, y sin exponerse a otras varias irreparables perdidas que precisamte. se hubieran seguido quando pª. intentar ofenderles y oponerme a tanto cumulo de insuperables dificultades apenas havía logrado ver 300 hombres de los ntros. reunidos; de suerte que solo pudo en tales circunstans. inducirles a capitular, la falta del mui considerable número de oficiales muertos y heridos, y el que confundidos y mui agenos de mi crítica situación, calcularon sin duda el número de mis Tropas por el vivo y sostenido fuego que les hizo el corto numº. de ellas que dexo indicado, y coligieron de mi respuesta a sus primeras proposiciones, la firme resolución en que yo estaba de aventurarlo todo y de concluir mis días en una acción gloriosa antes de convenir en ellas; pero ya libre de tal compromiso, aunque solicité que entregasen las Armas y qe. no sirviesen hasta después de cangeados, viendo qe. por ningún pretexto querían acceder a semejantes condiciones; me pareció que deponiendo todo espíritu de ambición y de vanagloria personal, lexos de insistir en lo que provablemte. era imposible conseguir y de obligarles a tomar un partido de los que de parecer temerarios prescrive pª. tales casos el arte de la Guerra, lexos de esto el servicio del Rey, el de la Patria, la razón y la humanidad eran otros sagrados deveres que me impelían á admitir quanto antes la última proposición que pusieron por escrito: permitiéndoles el reembarque con armas (que no podía quitarles) baxo la condición de no ofender á esta ni a las demás Islas a mi cargo. Así lo executé, precisado por las circunstans., y con genl. satisfación de todas ellas, cuios principales cuerpos, bien convencidos de su situación y déviles recursos me pasaron los oficios que por Copia acompañan, haviendo sido correspte. el extraordinario regocijo de todas las demás clases, que a competencia procuraron acreditármelo; como que ninguno creía que tan pocas fuerzas hubiesen podido hacer tan extraordinaria resistencia, ni que combinadas todas las circunstans. hubiéramos podido sacar un partido tan honorifico y ventajoso con confusión y asombro de los mismos Ingleses qe. havian formado y aun publicado un concepto mui diberso.
 
                    Esta, Señor Exmo., es la relación sencilla de los motivos que tube pª. acceder, o por mejor decir, para no poder negar a los Ingleses la última precitada propuesta que me hicieron y que consta de la Capitulación que pr. copia literal acompañó a los oficios en que participé á V.E. lo sucedido, y lo que de la misma relación resulta fue también motivo pª. suplicar á V.E. como lo hago de nuevo, que se sirva inclinar el Piadoso ánimo del Rey a que por un efecto de sus piedades pª. conmigo, se digne concederme la satisfacción de ver premiado el mérito de los buenos Vasallos Suyos qe. hé recomendado con fha. 3 de Agosto ultº. Pr. haver contribuido tanto al honor de sus R. Armas, y a la conservación de las Islas; lo qual con confianza espero de la vondad de V.E.
 
                    Dios & Sta. Cruz de Tene. (Tachado. 8 de Nove. de 1797) 20 de Octe. de 1797" (30).
 
Capitulación-14 Custom
 
Minuta por la que se daba acuse de recibo al oficio que explicaba las causas de la Capitulación de las tropas inglesas.
 
         
          El 2 de junio de 1798 el Ministro de la  Guerra  Sr. Álvarez desde Aranjuez  envía un oficio en el que le dice que S.M. aprueba las explicaciones dadas el 20 de octubre de 1797 por el General Gutiérrez:
 
                    “En el oficio triplicado de 20 de Octubre último manifiesta V. E. las causas que le precisaron a no hacer prisioneras las tropas inglesas con quienes capituló en los términos que tiene participado con fecha 25 de Julio próximo pasado y acompaña  copia del Bando que mandó publicar en 30 de Agosto siguiente para conservar la disciplina militar; y precaver que la relajación en ella sea en perjuicio del bien del Servicio. De todo lo cual se ha enterado S.M. y se ha servido aprobarlo” (31).
 
          Llama la atención que en las transcripciones de la Capitulación que aparecen en algunos enlaces web supriman la firma de Gutiérrez, que es figura clave en la concesión y aparece en los documentos fehacientes originales.
 
- - - - - - - - - - 
 
NOTAS
 
(1) RUMEU DE ARMAS, Antonio: Canarias y el Atlántico. Piraterías y ataques navales. Tomo III - 2ª parte, pág. 882,   Lámina LXXV.
(2) BRITISH MUSEUM: Additional Manuscripts, Nelson Papers, 34.906.
(3) AHN: Sección “Estado”, legajo 569, copia de Pedro Forstall.
(4) AHN: Sección “Estado”, legajo 569, copia de Guillermo J. de los Reyes.
(5) COLA BENÍTEZ, Luis/ ONTORIA OQUILLAS, Pedro/ GARCÍA PULIDO,   Daniel: Fuentes documentales del 25 de Julio de 1797,  pág. 153.
(6) MUSEO CANARIO: Fondo/colección:  JUAN DÍAZ (J.D.)  Código de Refª.: ES 35001 AMC/JD-017
(7) Limetones es un anglicanismo. Proviene de unas garrafas de cristal de medida determinada que venían de Inglaterra que en su boca tenían una  señal o marca rasante con la inscripción LIMIT ON,  de ahí proviene limetón.
(8) ONTORIA OQUILLAS, Pedro: El General Don Antonio Gutiérrez, vencedor de Nelson. Ediciones Idea, Santa Cruz de Tenerife 2006 pág. 214.- COLA BENÍTEZ, Luis/ ONTORIA OQUILLAS, Pedro/ GARCÍA PULIDO,   Daniel: Fuentes documentales del 25 de julio de 1797. Santa Cruz de Tenerife 1997 pág. 238.
(9) Diario de Tenerife. Extraordinario  25 de Julio 1797-1897 pág. 16.  [Disponible en] Nelson's first letter with his  left hand - Horatio Nelson - Prints ... prints.rmg.co.uk/art/521633/nelsons-first-letter-with-...[consultado 01-05-2016].-
Vide etiam “Una carta sobre el ataque de Nelson, a la venta en Boston por 23.000 euros” en La Opinión de Tenerife,   Lunes, 29 de febrero de 2016.
(10) GAZETA DE MADRID, Núm. 68 (Viernes, 25 de Agosto de 1797) págs. 742-743. Cfr. Diario de Tenerife. Extraordinario  25 de Julio  1797-1897 págs. 16-17.
(11) CARDELL CRISTELLYS, Juan Carlos: “La primera  publicación en Inglaterra sobre La Gesta del 25 de Julio de 1797 apenas un mes después del asalto” en  EL DÍA/LA PRENSA, Tenerife, Domingo 6 de marzo de 2016.
(12) GAZETA DE MADRID, Núm. 69 (Martes, 29 de agosto de 1797), pág. 871. Este informe resumido probablemente  esté basado en la noticia de The London Gazette del 29 de agosto de 1797.
(13) GAZETA DE MADRID, Núm. 83 (Martes, 17 de octubre de 1797), pág. 878. 
(14) El ejército de Sambra y Mosa fue creado el 29 de junio de 1794.
(15) Historial Manuscripts Commission. Press Limited, Oxford 1944/50, Tomo III, p. 375.
(16)  LANUZA CANO, Francisco: Ataque y derrota de Nelson en Santa Cruz de Tenerife. Madrid 1955, págs. 395-7 documento LXII.
(17)  Se refiere al documento de la Capitulación de los ingleses en Tenerife, que acompañaba al Parte Corto. 
(18)  GAZETA DE MADRID, Núm. 68 (Viernes, 25 de Agosto de 1797) págs. 742-743. Cfr. Diario de Tenerife. Extraordinario  25 de Julio  1797-1897 págs. 16-17. 
(19) Biblioteca Municipal. Santa Cruz de Tenerife. Fondo Documental Antiguo, caja 53-II, 53-8/1.
(20) Las vicisitudes pasadas por este Subteniente para llevar a su destino el 2º Parte de la Victoria y los pliegos del correo le hacen merecedor de ser conocido como el Correo del Rey. 
(21) También se le conoce con el apellido Arauz.
(22) Biblioteca Municipal. Santa Cruz de Tenerife. Fondo Documental Antiguo, caja 53-II. Refª 53-6/4.
(23) Biblioteca Municipal. Santa Cruz de Tenerife. Fondo Documental Antiguo, caja 53-II. 53-8/1. 
(24) Biblioteca Municipal. Santa Cruz de Tenerife. Fondo Documental Antiguo, caja 53-II. 53-8/1.
(25) LANUZA CANO, Francisco: Ataque y derrota de Nelson en Santa Cruz de Tenerife. Madrid 1955, pág. 407 documento LXVII.
(26) LANUZA CANO, Francisco: Ataque y derrota de Nelson en Santa Cruz de Tenerife. Madrid 1955, págs. 395-7  documento LXII.LANUZA, Documento LXI, pág. 393 y 394.
(27) LANUZA CANO, Francisco: Ataque y derrota de Nelson en Santa Cruz de Tenerife. Madrid 1955, pág. 411 documento LXIX.--. Addenda Fuentes Documentales del 25 de Julio de 1797 pág. 72.
(28) LANUZA CANO, Francisco: Ataque y derrota de Nelson en Santa Cruz de Tenerife. Madrid 1955, págs. 719-722 documento CCVII.
(29) COLA BENÍTEZ, Luis/ ONTORIA OQUILLAS, Pedro/ GARCÍA PULIDO, Daniel: Fuentes documentales del 25 de julio de 1797. Santa Cruz de Tenerife 1997 pág. 50. 
(30) COLA BENÍTEZ, Luis/ ONTORIA OQUILLAS, Pedro/ GARCÍA PULIDO, Daniel: Addenda Fuentes Documentales del 25 de Julio de 1797, Santa Cruz de Tenerife 2008 págs. 32-35.
(31) ONTORIA OQUILLAS, Pedro: El General Don Antonio Gutiérrez, vencedor de Nelson. Ediciones Idea, Santa Cruz de Tenerife 2006 págs. 121-122. 
 
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
 
 
 
Autores: Pedro Ontoria Oquillas y Juan Carlos Cardell Cristellys
Publicado en El Día / La Prensa en dos capítulos los días 16 y 23 de julio de 2016..
Por Pedro Ontoria Oquillas y Juan Carlos Cardell Cristellys (Publicado en El Día / La Prensa en dos capítulos los días 16 y 23 de julio de 2016).
 
. La capitulación de la derrota inglesa en Santa Cruz de Tenerife.
 
1 -Composición alegórica al 25 de Julio de 1797
 
En las Relaciones Circunstanciadas de la narración de la Gesta del 25 de Julio de 1797 aparece el término Capitulación de las armas británicas en el Lugar y Puerto de Santa Cruz y, por consiguiente, rendición. 
Acosadas y acorraladas las tropas británicas en la Plaza y Convento de la Consolación o Santo Domingo intentaron parlamentar varias veces, enviando diversos emisarios, para intimar al general Gutiérrez a que se rindiera. Gutiérrez les contestó con toda firmeza que jamás accedería a ello y que disponía de hombres y munición para la defensa, añadiendo que si se rendían los trataría con humanidad, pero en el caso contrario no les daría cuartel. Ante las circunstancias adversas para los ingleses, el capitán Samuel Hood le ofreció entonces sus servicios a Troubridge para gestionar una capitulación  lo más honrosa posible. Acompañado o escoltado por dos miembros de la plana mayor, los capitanes Creagh y Madan, que habían salido con tal fin de San Cristóbal, penetraron por la puerta del rastrillo de la fortaleza de San Cristóbal. 
En el despacho de Gutiérrez, y en presencia de su plana mayor, Samuel Hood, sirviéndose de Creagh como intérprete, volvió a insistir en el “ultimátum”, que el comandante general rechazó de plano, sin admitir el menor diálogo sobre ello. Entonces Samuel Hood, como el vencido, tuvo que ceder, exponiendo las bases de una capitulación digna y honrosa, que Gutiérrez no tuvo inconveniente en aceptar. Entonces Hood, pidiendo papel y pluma, redactó en inglés de su puño y letra los términos sencillos de la misma: 
Santa Cruz, 25 JULY 1797
 That the troops &c. belonging to his  Britannic Majesty shall embarked with all their arms of every kind and take  their boats off if saved, and  be provided with such other as may be wanting in consideration of which it is engaged on their part shall not molest the Town in any manner by  the Ships of the  British  Squadron now before it, or any of the Islands in the Canaries, and Prisoners shall be given upon both sides.
Given under  my hand & on my word of honour Samuel Hood
Ratified by T. Troubridge Commander of the British Troops
Dn. Antonio Gutiérrez, Comandante General de las Yslas de Canaria.
Seguidamente, don Antonio Gutiérrez estampó su firma en el extremo inferior izquierdo del documento. Quedaba por obtener todavía la ratificación de Troubridge, y Samuel Hood retornó con igual acompañamiento a la plaza de Santo Domingo para entrevistarse con su superior jerárquico. Thomas Troubridge no vaciló un segundo en ratificar la capitulación con su firma, dando remate así a las negociaciones.
Una lancha, en la que iban el capitán Waller, de la fragata Emerald, y el capitán de mar don Carlos Adán, fue destacada desde el muelle hasta el Theseus para informar al contralmirante Nelson de las condiciones de la capitulación, que fueron aceptadas en todos sus términos. En el acta de capitulación no aparece la firma de Nelson, pero quedará plasmada en su Carta al general Gutiérrez del 26 de julio de 1796 [sic], firmada con la mano izquierda.   
De los cinco documentos fehacientes de la capitulación o rendición, cuatro están escritos en inglés, de los cuales Samuel Hood redactó dos que se conservan los papeles originales y dos copias literales una realizada por Pedro Francisco Forstall y otra por Guillermo José de los Reyes. Sin embargo, solamente se conserva un solo documento original en español, cuyo texto es traducción del documento inglés.
Del documento redactado por duplicado por Samuel Hood, uno se quedó en posesión del General Gutiérrez, y fue conservado por los distintos Capitanes Generales de Canarias hasta que en la década de 1950 fue entregado al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en cuyo archivo se conserva. Aparece como ilustración en múltiples obras que tratan de la Gesta del 25 de Julio de 1797. El Ayuntamiento hizo una serie numerada de cincuenta litografías en el año 1989 del manuscrito original custodiado en la caja fuerte de este Ayuntamiento con los respectivos certificados de autenticidad.
Al observar el documento la firma que estampó don Antonio Gutiérrez en el extremo inferior izquierdo no aparece completa y está deteriorada habiendo desaparecido algunas letras y palabras quedando unas manchas blancas. Su texto completo sería Dn. Antonio Gutierrez Com.te  Gen.l  de las Yslas de Canaria [Rubrica]. Es un tanto curioso el observar la lámina, que ilustra la obra Canarias y el Atlántico. Piraterías y ataques navales de Rumeu de Armas, ya que es la misma del Ayuntamiento pero cuando la reproducen estaba en el Archivo de la Capitanía General. Y si nos fijamos aparece unas letras en el círculo de un membrete o cuño: BIB-Las Pa  en el ángulo inferior derecho (Nota 1).
2- Capitulación del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.
El otro documento o papel original en inglés quedó en posesión de Thomas Troubridge, que lo entregó a sus superiores, y actualmente se encuentra en el Museo Británico.(2) Estuvo expuesto en la exposición de La Gesta del 25 de Julio de 1797 en el Museo Militar de Almeyda en cuyo catálogo aparece  con el nº 99. Su conservación es  mejor y más nítida su escritura.
3-Texto de la Capitulación en el British Museum.
A las pocas horas de la firma, el General Gutiérrez ordenó preparar una copia literal en inglés, que fue realizada por Pedro Francisco Forstall y que envió a la Corte con el parte corto o nota oficial que daba fe de la victoria española y que fue portador el mismo Nelson. Esta copia se conserva en el Archivo Histórico Nacional de Madrid (3). El parte corto se publicó en la Gaceta de Madrid del viernes 25 de agosto de 1797. Pedro Francisco Forstall era natural de Irlanda e importante comerciante mayorista en Santa Cruz, donde se casó con María Blanco. Fue castellano de la Batería de la Rosa, frente a la que tenía su casa en la calle de la Marina. Síndico personero de Santa Cruz en 1795, fue regidor del ayuntamiento en 1810, falleciendo en la epidemia de fiebre amarilla de dicho año, poco después de su mujer.
4- Copia literal de Pedro Francisco Forstall
Existe otra copia literal en inglés realizada por Guillermo José de los Reyes que se conserva en el Archivo Histórico Nacional (4). Guillermo José de los Reyes, Capitán de Milicias y Secretario de la Comandancia General e Inspección, “fue el que despojándose de las Charreteras y el Sable, el que condujo una orden del general Gutiérrez al Batallón, que allí [en el Castillo de S. Cristobal] ignoraban su paradero” (5). 
5 - Copia literal de Guillermo José de los Reyes.
El documento original en español se conserva en el Museo Canario en Las Palmas de Gran Canaria (6). Este texto español es el que transcriben con mínimas variantes de signos ortográficos las Relaciones Circunstanciadas de José Molina Monteverde, Juan Guinther y Güimarense. Las otras Relaciones reflejan lo sustancial o esencial del documento. 
En el catálogo del Museo Canario viene reseñada con la transcripción de los errores o erratas Wood y Frossbridge y no da la categoría o importancia, que tiene y merece, este acta de capitulación. Su transcripción es la siguiente:  
Santa Cruz, 25 de julio de 1797
Que Tropas, &ca. pertenecientes a S. M. Británica serán embarcadas con todas sus armas de toda especie, y llevarán sus botes si se han salvado; y se les franquearán los demás que se necesiten, en consideración de lo cual se obligan por su parte a que no molestarán al pueblo de modo alguno los navíos de la Escuadra Británica que están delante de él, ni a ninguna de las Islas en las Canarias y los prisioneros se devolverán de ambas partes.
Dado bajo mi firma y sobre mi palabra de honor Samuel Hood.
Ratificado  por T. Troubridge, Comandante de las Tropas Británicas.
D.n  Antonio Gutierrez Comandante General de las Yslas de Canaria. [Rubricado].
6 - Capitulación existente en el Museo Canario.
Una vez que los ingleses, firmaron la capitulación, se llevaron a sus heridos y muertos a sus navíos, hubo intercambio de correspondencia y de algunos obsequios, frutas, limetones (7) de vinos y quesos por parte canaria y unos barriles de cerveza por parte inglesa. 
El Contralmirante Nelson envía una carta de agradecimiento personal al General Gutiérrez por el comportamiento que la población había tenido con los heridos ingleses. Y como regalo le envía la prenda que más estimación tenía, un gran anteojo nocturno astronómico, en prueba de agradecimiento (8).  La firma “Horatio Nelson” de la Carta de Nelson al General Gutierrez escrita en el “Theseus oof Teneriffe 26th July 1796 [sic]” es la primera que el vicealmirante la realiza con su mano izquierda, que desmiente el aserto de que la carta enviada a Lord St. Vicent, Sir John Jerwis K Bth, fuese la primera, “Theseus July 27th 1797” (9). Por razones lógicas el texto de sendas cartas no lo escribiría Nelson, sino que simplemente estamparía su firma con la mano izquierda
7- Facsímil de la carta de Nelson a Sir John Jervis.
Diario de Tenerife. Extraordinario 25 de Julio 1797-1897 p. 16.
El mismo Nelson se ofreció al General Gutiérrez a llevar la carta en la que relataba la victoria sobre el asalto de los ingleses al Lugar, junto con los pliegos de correspondencia a la Península. El General Gutiérrez aprovechó el ofrecimiento y redactó el conocido Parte corto de la Victoria, el mismo día 25 de julio de 1797, de forma un tanto escueta, “una sucinta noticia”, quizás por la premura del caso o por temer a ser leído por los portadores y enterarse del verdadero número de fuerzas que intervinieron en la defensa y del desconcierto que éstas tuvieron durante las horas que duró el asalto en el amanecer del 25 de julio.
En la mañana del 27 de julio, después de haber realizado las exequias a bordo por los fallecidos en combate, la escuadra inglesa abandona el Puerto de Santa Cruz, llevando consigo Nelson, rumbo a Cádiz, los pliegos del Primer parte de la Victoria o Parte Corto que iba dirigido al Ministro de la Guerra don José Manuel Álvarez.
El 15 de agosto de 1797 llegó a Cádiz la fragata inglesa Emerald y su comandante Waller pasó al navío inglés Ciudad de París para entregar al Almirante de la flota que asediaba la ciudad, Lord John Jervis, Conde de St. Vincent, los pliegos, oficios y partes con la noticia del desgraciado éxito que la escuadra de Nelson tuvo en Tenerife. El Almirante Jervis mandó  destacar un navío con bandera parlamentaria saliendo el General Mazarredo con sus ayudantes a esperar en el muelle de Cádiz a los parlamentarios  y quedó sorprendido cuando le entregaron los pliegos de Gutiérrez, con la comunicación de la victoria, dando órdenes de enviarlos a la Corte de Madrid.
El 25 de agosto de 1797 fue publicada por primera vez la noticia sobre el asalto inglés al Lugar de Santa Cruz en el periódico o boletín la Gazeta de Madrid en el que se transcribió casi literalmente el Parte corto de la Victoria excepto unos párrafos (10). La noticia del asalto se publicaba en Inglaterra cuatro días después, el 29 de agosto de 1797, en el boletín The London Gazette (11).
El 30 de agosto de 1797, la Gazeta de Madrid publicaba que:
 “se acaban de recibir noticias de oficio, por los despachos de Lord St. Vicent al Almirantazgo, de que su expedición contra la isla de Tenerife se desgració completamente; que perdieron trescientos hombres entre muertos y heridos; que el Almirante que mandaba la expedición, ‘perdió el brazo derecho’; y que el Comandante Español de Santa Cruz se portó con tanta generosidad y humanidad que excitó la admiración de los enemigos, poco acostumbrados a dar ni seguir semejantes ejemplos” (12). 
8 - Carta del contralmirante Nelson al general Gutiérrez, firmada con la mano izquierda.
De nuevo, el 8 de septiembre 1797, la Gazeta de Madrid  (13) publica que:
 “el ciudadano Bikker en nombre de la comisión diplomática, dio cuenta de que los ingleses, habiendo intentado de apoderarse de Santa Cruz de Tenerife fueron rechazados con gran pérdida, el mismo Bikker dio espués parte de que el ejército nº 23 de Cazadores Franceses no está ya al sueldo de esta República, y que había pasado, al ejército de Sambra y Mosa” (14). 
Y no faltan documentos que, como George Spencer, primer lord del Almirantazgo inglés, al escuchar el episodio acaecido en Tenerife, escribiera a su colega, el secretario del Foreign Office británico:
“En el tema de los agradecimientos, creo sinceramente que debería tomarse alguna atención (aunque desconozco el modo apropiado) con el gobernador español de Santa Cruz, que tan bien se comportó con nuestros hombres tras el tratado que hicieron para restituirse a sus naves” (15).
9 - Firma  del año 1805 del Vicealmirante Nelson con su mano izquierda.
La Gaceta de Madrid concedió mucha importancia del asalto inglés al Lugar de Santa Cruz de Tenerife. Por consiguiente, merece copiarse dicho Parte Corto de la Victoria, que publicó la Gaceta de Madrid casi literalmente a excepción de unos párrafos, que ponemos entre corchetes.
“S. M. ha tenido la agradable noticia de haberse malogrado a una esquadra Inglesa las miras de conquista o de saqueo con que desembarcó tropas en la isla de Tenerife, una de las Canarias, según el Comandante general de ellas D. Antonio Gutiérrez ha participado desde Santa Cruz en oficio de 25 de Julio último en el qual se explica en los términos siguientes: 
El día 22 del corriente amaneció enfrente de esta plaza una esquadra Inglesa compuesta de tres navíos de 74, tres fragatas, una bombardera, un cúter, y otro barco pequeño con sus lanchas formadas en dos divisiones; la primera ya muy cerca de tierra, y pronta a desembarcar sus tropas por nuestra izquierda. Mandé hacer la señal de alarma, y a ella viraron y bogaron en vuelta de fuera las lanchas enemigas.
A las 7 volvieron á seguir su primera dirección, desembarcando fuera del alcance de nuestro cañón por la playa del valle del Bufadero, y se apoderaron de una colina llamada del Valle Seco, en cuya inmediación fondearon las tres fragatas: inmediatamente hice tomar todas las alturas dominantes, y asegurar los desfiladeros, de forma que viendo frustradas por esta parte sus ideas, después de haber mantenido su posición todo el día, se reembarcaron durante aquella noche, y al amanecer del día siguiente se hizo a la vela el todo de la esquadra.
El 24 amaneció ésta a la vista con otro navío de aumento; se mantuvo barloventeando, y por la tarde fondeó sobre nuestra izquierda, dando indicios de querer atacar el castillo de Paso-Alto. Estos preparativos, lejos de engañarme, me persuadieron que su verdadera intención era atacar y asaltar el frente, por lo que di las disposiciones que me parecieron convenientes para en tal caso rechazarlos, sin desatender por esto la 0izquierda.
Efectivamente al anochecer del día de ayer acercaron a Paso-Alto una fragata y la bombardera, empezando a bombardear dicho castillo; y a las dos y media de la madrugada asaltaron el frente por distintos puntos, y en todos con arrojo y vigor, consiguiendo, a pesar de nuestra bien dirigida metralla, internar sus tropas en el pueblo; y estuvieron estas peleando con las nuestras, hasta que a las 4 de esta mañana solicitaron que yo les entregase la plaza, en cuyo caso a nadie perjudicarían, y que de lo contrario la incendiarían: respondí que aún tenía pólvora, balas y gente; continuaron batiéndose: sucesivamente se presentó un Oficial, a nombre del Comandante, manifestándome que no era su intención perjudicar a nadie en su persona ni intereses, y que así no nos molestarían si les entregaba los caudales de S. M. pero que de lo contrario no podía responder de las conseqüencias: dí la misma respuesta; y a corto rato vino a parlamentar e0l segundo Comandante de la tropa, haciendo igual propuesta, a la qual contesté en los propios términos que a las anteriores; [y por fin convenimos en lo que consta de la adjunta Copia del Papel escrito (16) por el mismo oficial (17) y ratificado por el Comandante Principal] y de resultas se reembarcaron. 
Los ingleses tuvieron una considerable pérdida; pues malogrado el objeto de tan costosa expedición mandada por Oficiales del mayor crédito, su Almirante Nelson perdió un brazo, su segundo Andrevos fué herido igualmente que otros varios Oficiales; murió el Capitán Bowen y muchos soldados, siendo también considerable entre estos el número de heridos; y nuestra pérdida de corta consideración.
Hago esta relación muy de prisa, [por haverme ofrecido el mismo Almirante que haría llegar con seguridad por Lagos o Cádiz cualesquiera Pliegos que yo quisiera remitir y] reservándome hacerla más circunstanciada en quanto tenga ocasión, sin deber por eso omitir ahora el suplicar a V. E., que al tiempo de enterar al Rey de la gloria que han conseguido sus Realas armas, se sirva hacerle también presente, que solo deseo en acreditar mi zelo por su mejor servicio y mi amor á su Real persona" (18).
10 - Soldado Uniformado del Batallón de Infantería de Canarias.
Por otra parte, veamos la historia del 2º Parte de la Victoria conocido también como El Parte Largo.
El 3 de agosto de 1797, el General Gutiérrez redacta en una carta el 2º Parte de la Victoria, que es más extenso que el Parte Corto pues entra en detalles de lo sucedido en el Asalto de los ingleses al Lugar y Puerto de Santa Cruz. Adjunto con el Parte mandaba dos oficios, dirigidos a D. Manuel Godoy y un  tercer documento que decía:
“Habiendo yo resuelto despachar la goleta nombrada El Apóstol Santiago, al cargo de su capitán y Piloto D. Santiago Araujo, con el aviso de la Victoria ganada por nuestras armas en la noche del 24 y mañana del 25 del mes próximo pasado se ha ofrecido a conducir el pliego el subteniente de Correos D. Joaquín de Vargas Machuca, quien espero tendrá el honor de ponerlo en manos de V. E. 
Araujo con la goleta de su mando esperará en el primer puerto de España a que arribase, las órdenes y pliegos que V.E. tuviere a bien comunicarme y remitir a este destino”. 
 
11 - Firma de D. Antonio Gutiérrez.
El 4 de agosto, el General ordena habilitar la goleta El Apóstol Santiago que era la antigua goleta inglesa La Delicia (19), confiscada a principios de ese mismo año en el Puerto de la Luz de la isla Canaria, con víveres y demás efectos. 
El 5 de Agosto S.E. encomienda la custodia de los pliegos que contienen el 2º Parte de la Victoria al Subteniente de Correos D. Joaquín de Vargas Machuca (20) con el salvoconducto que los ingleses le dieron a S.E. para que las personas que viajaran con dicho salvoconducto no fuesen apresadas ni su equipaje confiscado por ninguna embarcación o nave inglesa ya fuese corsaria. Junto con una orden firmada por S.E. para que cualquier autoridad española a la que se presente ésta le ayude en la mayor brevedad del desempeño de la misión que le fue confiada. 
El 6 de agosto sale el Subteniente  desde Puerto de Santa Cruz con destino a la península, en la goleta El Apóstol Santiago siendo su capitán D. Santiago Araujo (21),  llevando presos franceses y españoles.               
 El 11 de agosto S. E. envía un oficio a los 5 coroneles  de la isla de Tenerife, diciendo:
  “… por ahora y hasta recibir contestación a los pliegos que remití en una goleta despachada para su conducción, cuyo retorno espero se verificará sin demora, he dispuesto que vengan a reforzar esta Guarnición las compañías de Granaderos de los 5 Regimientos de esta isla…” (22).
El 17 de agosto es apresada la goleta El Apóstol Santiago, a la vista del puerto de Safí, Marruecos, por las fragatas de guerra inglesas La Almena y  La Andrómeda. 
El Subteniente de Correos D. Joaquín de Vargas Machuca, logra salvar los pliegos y se presenta al cónsul español en Safí, D. Sebastián Padrón, entregándole la orden que el General Gutiérrez le dio para ser asistido por autoridad española.
 El cónsul español intentó comprar la goleta apresada pero le fue infructuoso. 
El 22 de Agosto el Ministro de la Guerra Sr. Álvarez, una vez leído el Parte Corto, envía un oficio en el que le pide explicaciones al General Gutiérrez por las circunstancias que le movieron a capitular con los enemigos en la forma que lo hizo y a no embarazar o perseguir a las tropas en su reembarco.
“Asimismo espera S. M. que V. E. embíe, como ofrece, en primera ocasión noticia más circunstanciada del referido favorable suceso, con expresión de las circunstancias que le hayan movido a capitular con los comandantes ingleses el no embarazar o perseguir a sus tropas en el reembarco”.
12 - Firma del Ministro de la Guerra D. Juan Manuel Álvarez.
El 23 de agosto D. Joaquín Vargas viaja desde Safí, de incógnito atravesando en una caravana el desierto, llevando entre sus ropas los pliegos del Parte Largo, según las indicaciones enviadas por D. Bartolomé Padrón, tío del cónsul español en Marruecos, desde Mazagan.
El 1 de septiembre llega a la ciudad de Tánger, con los pliegos a salvo, lo sabemos según  la carta enviada por D. Bartolomé Padrón a su sobrino el cónsul español D. Sebastián Padrón.
Suponemos que de Tánger, el Subteniente Vargas, lograría salir en algún navío hacia algún puerto peninsular, pero desconocemos  cómo  llegó a la Corte.  
El 12 de septiembre el Subteniente ya había llegado a la Corte, y ese mismo día el cónsul español, proporcionaba el pasaje desde Safí a Santa Cruz de Tenerife al capitán de la goleta El Apóstol Santiago D. Santiago Araujo, junto con 7 marineros, para  viajar en el bergantín genovés Los 2 Hermanos siendo su capitán D. Antonio Vasallo o Basallo. Quedando en el puerto de Safí  cuatro marineros que embarcarían para España en la primera ocasión (23).
El 21 de septiembre, atraca ya de noche en el Puerto de Santa Cruz el bergantín Los 2 Hermanos. Presentándose el capitán Santiago Araujo y parte de la tripulación, al General Gutiérrez contándole lo sucedido y entregándole la lista de los marineros que quedaron en Safí  (24).
El 8 de octubre es contestado el 2º Parte de la Victoria por carta del Sr. Ministro de la Guerra D. Juan Manuel Álvarez, desde San Lorenzo del Escorial, dirigida al General Gutiérrez, comentando la información.
El 14 de octubre el Príncipe de la Paz, D. Manuel Godoy, contesta al pliego que contenía las 3 cartas u oficios, escritas por el General D. Antonio Gutiérrez con fecha 3 de agosto de 1797  (25) llevadas por el Subteniente de Correos.
 En su primera carta u oficio, el General Gutiérrez le relataba la acción contra los ingleses, cómo se defendió la Plaza, sus hechos y relaciona los muertos y los heridos que hubo. (26)
En la segunda carta u oficio, el General D. Antonio Gutiérrez dice: 
 “Tanto celo y actividad, con que ha desempeñado sus obligaciones el Ciudadano Faust, teniente de navío de la Armada Militar de la República Francesa, en el servicio de guarnición que ha hecho desde su arribada a estas islas, como el valor y pericia que acreditó en el combate del día 25 de julio, merecen que yo haga a V. E. una honorífica mención de sus méritos, sin omitir que los 73 republicanos que tuvo a sus órdenes aquel día llenaron también sus deberes: lo que espero hará V. E. presente a S.M. si lo estimare oportuno”  (27).
Y en el tercer oficio, el General Gutiérrez proponía un ascenso masivo, casi generalizado, de los oficiales que intervinieron en la defensa del Lugar. (28)
 La contestación del Príncipe de la Paz, D. Manuel  Godoy, es el siguiente trasunto:
  “El subteniente de Correos D. Joaquín de Vargas Machuca me ha entregado tres cartas de V.E. fechadas en 3 de agosto, y además la que contenía la noticia que era él conductor de aquellas.
 Con la primera, me refiere V. E. con toda extensión lo ocurrido con los ingleses que fueron a atacar esa isla, y manera en que se les rechazó con todo honor y gloria para las armas del Rey. He enterado de ello a S.M., quien se ha mostrado muy satisfecho de lo ocurrido, y de las disposiciones de V.E. en todas las acciones.
 Con la segunda, me manifiesta V. E. lo bien que el ciudadano Faust, teniente de navío de la Armada de la República Francesa, que los 73 ciudadanos de ella, desempeñaron sus obligaciones, el rey quiere que en su nombre dé V. E. gracias por su celo al referido Faust, añadiéndole que con esta fecha escribo de orden de S.M. al Directorio Ejecutivo manifestándole su reconocimiento.
 En la tercera y última me dice V. E. la promoción que cree debe hacerse de los oficiales que sirvieron bajo sus órdenes en la Acción, encomendaba al propio tiempo a sus dos sobrinos D. Francisco y D. Pedro Gutiérrez, por el Ministerio de la Guerra se comunicará a V.E. la resolución del Rey sobre estos puntos, y por mi parte aseguro que concurriré muy gustoso para el mérito de estos buenos servicios quede premiado.                 
 Le aviso a V.E. todo en respuesta a sus citadas cartas y ruego a Dios guarde su vida muchos años. San Lorenzo del Escorial 14 de octubre de 1797” (29).
13 - Fdo. Manuel Godoy, Príncipe de la Paz.
El 20 de octubre el General Gutiérrez contesta a la Carta del 22 de agosto de 1797 que le envió el Ministro D. Juan Manuel Álvarez en la que se le pedía las explicaciones de porqué capituló y no hizo prisioneros a los ingleses y les dejó embarcar.
Exmo. Señor
Con mucha satisfacción mía he enterado á esta Guarnición de que haviendo V.E. hecho presente al Rey, el contenido de mi oficio de 25 de Julio último en que le participé lo ocurrido con motivo del desembarco que hicieron aquí las tropas Inglesas protegidas de una Esquadra de la misma Nación, el vigoroso ataque que de resultas sostubieron las nuestras, y la conseqte. victoria que ganaron estas, obligando a las otras á reembarcarse con muy considerable pérdida y enteramente malogrados todos los obgetos de su expedición: lo oyó S.M. con complacencia siendo su Rl. voluntad me lo manifestara V.E. así en su Rl. nombre como a los Xefes, oficiales, Tropa y demás que hayan concurrido á rechazar al Enemigo; esperando no menos que en adelante continuarán si ocurriese dando nuevas pruebas del zelo y honor que los anima; y como con fha. del 3 de Agosto he pasado á manos de V.E. la noticia más circunstanciada que S.M. esperaba, del referido favorable suceso: Solo resta, para quedar cumplido todo lo que V.E. de su Rl. orden me previene en la de 22 del mismo Agosto, que yo exprese demás circunstans. qe. me hayan movido á capitular con los comandantes Ingleses el no embarazar o perseguir a sus Tropas en el reembarco.
Para enterar a V.E. fundamentalmte. de los motivos que concurrieron, o me impelieron á combenir en la última capitulación que propusieron los Ingleses, es necesario correr el velo á algunas circunsts. de que con cuidado me havía desentendido así por el perjuicio que podía resultar de qe. interceptado el Pliego llegasen á noticia de nuestros Enemigos como pr. parecerme que en la relación de una victoria semejante, ni me correspondía tratar de realzarla explicando los cortos medios con que se havía alcanzado, ni hacer particular mención de aquella parte de la Tropa que por inexperiencia y sorpresa se havía separado de su dever, y que en mi concepto desea con ansia ocasión en que acreditarse digna compañera de la vencedora; pero ya en virtud de lo que de Rl. orden me previene V.E. no puedo menos de manifestarle qe. prescindiendo de no haver aquí armamto. que entregar al Paisanage y del mal estado en que se halla el qe. existe en poder de la Tropa, según anteriormte. he hecho presente; las Tropas que yo tenía á mis órdenes pª. contrarestar las fuerzas Inglesas, a excepción del Baton. de Infantª. de Cans. reducido a un corto numº. de hombres, eran todas compuestas de una milicia llena de zelo y de buen deseo, pero que inexperta y sin conocimiento del arte de la Guerra, se dexó sorprender por una voz esparcida con suma rapidez y cuio origen no he podido averiguar, mediante la qual se aseguraba que yo havia sido muerto, y que ya todo estaba perdido sin recurso, pues la Plaza iva a rendirse; de suerte que sobrecogida y dexandose llevar de esta idea se dispersó en forma de no poder ser reunida con la prontitud que el lance exigía; siéndome esto tanto más sensible quanto maior fue el valor y constancia qe. acreditó la parte de la misma Milicia que se hallava agregada al Baton. de Cans. y algunas pequeñas partidas sueltas de ella que también quedaron desempeñando su obligación; de cuias resultas expedí y mandé publicar provisionalmte. el vando de que incluio copia. 
Las Baterías que sin flanquearse ocupan una extensión de cerca de tres quartos de Legua, se hallavan servidas por una corta Dotación de Gente cansada con tres días de continua fatiga y riesgo, sin haver con quien reemplazarla; y tenían a la vista una Esquadra mas que suficiente pª. proteger entonces el nuevo desembarco de tropas que intentaron los Enemigos, y que indubitablemte. hubieran buelto á emprender apenas recomenzado el combate.
En este estado de cosas, Sor. Exmo., trataron ultimte. los Ingleses de capitular conmigo, teniendo ellos dentro de la Plaza 800 hombres disciplinados y perfectamte. bien armados, reunidos en un punto Dominante, donde no podía ofendérseles sin incluir en su ruina á todos los Prisioneros ntros. que con los Religiosos del mismo Convento de Santo Domingo tenían en su poder, sin hacer un Sacrificio inútil de la vida de muchos buenos Vasallos de S.M., sin comprometer la suerte de esta y de las demás Islas, y sin exponerse a otras varias irreparables perdidas que precisamte. se hubieran seguido quando pª. intentar ofenderles y oponerme a tanto cumulo de insuperables dificultades apenas havía logrado ver 300 hombres de los ntros. reunidos; de suerte que solo pudo en tales circunstans. inducirles a capitular, la falta del mui considerable número de oficiales muertos y heridos, y el que confundidos y mui agenos de mi crítica situación, calcularon sin duda el número de mis Tropas por el vivo y sostenido fuego que les hizo el corto numº. de ellas que dexo indicado, y coligieron de mi respuesta a sus primeras proposiciones, la firme resolución en que yo estaba de aventurarlo todo y de concluir mis días en una acción gloriosa antes de convenir en ellas; pero ya libre de tal compromiso, aunque solicité que entregasen las Armas y qe. no sirviesen hasta después de cangeados, viendo qe. por ningún pretexto querían acceder a semejantes condiciones; me pareció que deponiendo todo espíritu de ambición y de vanagloria personal, lexos de insistir en lo que provablemte. era imposible conseguir y de obligarles a tomar un partido de los que de parecer temerarios prescrive pª. tales casos el arte de la Guerra, lexos de esto el servicio del Rey, el de la Patria, la razón y la humanidad eran otros sagrados deveres que me impelían á admitir quanto antes la última proposición que pusieron por escrito: permitiéndoles el reembarque con armas (que no podía quitarles) baxo la condición de no ofender á esta ni a las demás Islas a mi cargo. Así lo executé, precisado por las circunstans., y con genl. satisfación de todas ellas, cuios principales cuerpos, bien convencidos de su situación y déviles recursos me pasaron los oficios que por Copia acompañan, haviendo sido correspte. el extraordinario regocijo de todas las demás clases, que a competencia procuraron acreditármelo; como que ninguno creía que tan pocas fuerzas hubiesen podido hacer tan extraordinaria resistencia, ni que combinadas todas las circunstans. hubiéramos podido sacar un partido tan honorifico y ventajoso con confusión y asombro de los mismos Ingleses qe. havian formado y aun publicado un concepto mui diberso.
Esta, Señor Exmo., es la relación sencilla de los motivos que tube pª. acceder, o por mejor decir, para no poder negar a los Ingleses la última precitada propuesta que me hicieron y que consta de la Capitulación que pr. copia literal acompañó a los oficios en que participé á V.E. lo sucedido, y lo que de la misma relación resulta fue también motivo pª. suplicar á V.E. como lo hago de nuevo, que se sirva inclinar el Piadoso ánimo del Rey a que por un efecto de sus piedades pª. conmigo, se digne concederme la satisfacción de ver premiado el mérito de los buenos Vasallos Suyos qe. hé recomendado con fha. 3 de Agosto ultº. Pr. haver contribuido tanto al honor de sus R. Armas, y a la conservación de las Islas; lo qual con confianza espero de la vondad de V.E.
Dios & Sta. Cruz de Tene. (Tachado. 8 de Nove. de 1797) 20 de Octe. de 1797 (30).
14 - Minuta por la que se da acuse de recibo de las causas de la Capitulación de las tropas inglesas.
El 2 de junio de 1798 el Ministro de la  Guerra  Sr. Álvarez desde Aranjuez  envía un oficio en el que le dice que S.M. aprueba las explicaciones dadas el 20 de octubre de 1797 por el General Gutiérrez:
 “En el oficio triplicado de 20 de Octubre último manifiesta V. E. las causas que le precisaron a no hacer prisioneras las tropas inglesas con quienes capituló en los términos que tiene participado con fecha 25 de Julio próximo pasado y acompaña  copia del Bando que mandó publicar en 30 de Agosto siguiente para conservar la disciplina militar; y precaver que la relajación en ella sea en perjuicio del bien del Servicio. De todo lo cual se ha enterado S.M. y se ha servido aprobarlo” (31).
Llama la atención que en las transcripciones de la Capitulación que aparecen en algunos enlaces web supriman la firma de Gutiérrez, que es figura clave en la concesión y aparece en los documentos fehacientes originales.
 
NOTAS
(1) RUMEU DE ARMAS, Antonio: Canarias y el Atlántico. Piraterías y ataques navales. Tomo III - 2ª parte, pág. 882,   Lámina LXXV.
(2) BRITISH MUSEUM: Additional Manuscripts, Nelson Papers, 34.906.
(3) AHN: Sección “Estado”, legajo 569, copia de Pedro Forstall.
(4) AHN: Sección “Estado”, legajo 569, copia de Guillermo J. de los Reyes.
(5) Fuentes documentales pág. 153.
(6) MUSEO CANARIO: Fondo/colección:  JUAN DÍAZ (J.D.)  Código de Refª.: ES 35001 AMC/JD-017
(7) Limetones es un anglicanismo. Proviene de unas garrafas de cristal de medida determinada que venían de Inglaterra que en su boca tenían una  señal o marca rasante con la inscripción LIMIT ON,  de ahí proviene limetón.
(8) ONTORIA OQUILLAS, Pedro: El General Don Antonio Gutiérrez, vencedor de Nelson. Ediciones Idea, Santa Cruz de Tenerife 2006 pág. 214.- COLA BENÍTEZ, Luis/ ONTORIA OQUILLAS, Pedro/ GARCÍA PULIDO,   Daniel: Fuentes documentales del 25 de julio de 1797. Santa Cruz de Tenerife 1997 pág. 238.
(9) Diario de Tenerife. Extraordinario  25 de Julio 1797-1897 pág. 16.  [Disponible en] Nelson's first letter with his  left hand - Horatio Nelson - Prints ... prints.rmg.co.uk/art/521633/nelsons-first-letter-with-...[consultado 01-05-2016].-
Vide etiam “Una carta sobre el ataque de Nelson, a la venta en Boston por 23.000 euros” en La Opinión de Tenerife,   Lunes, 29 febrero2016.
(10) GAZETA DE MADRID, Núm. 68 (Viernes, 25 de Agosto de 1797) págs. 742-743. Cfr. Diario de Tenerife. Extraordinario  25 de Julio  1797-1897 págs. 16-17.
(11) CARDELL CRISTELLYS, Juan Carlos: “La primera  publicación en Inglaterra sobre La Gesta del 25 de Julio de 1797 apenas un mes después del asalto” en  EL DÍA/LA PRENSA, Tenerife, Domingo 6 de marzo de 2016.
(12) GAZETA DE MADRID, Núm. 69 (Martes, 29 de agosto de 1797), pág. 871. Este informe resumido probablemente  esté basado en la noticia de The London Gazette del 29 de agosto de 1797.
(13) GAZETA DE MADRID, Núm. 83 (Martes, 17 de octubre de 1797), pág. 878. 
(14) El ejército de Sambra y Mosa fue creado el 29 de junio de 1794.
(15) Historial Manuscripts Commission. Press Limited, Oxford 1944/50, Tomo III, p. 375.
(16)  LANUZA CANO, Francisco: Ataque y derrota de Nelson en Santa Cruz de Tenerife. Madrid 1955, págs. 395-7 documento LXII.
(17)  Se refiere al documento de la Capitulación de los ingleses en Tenerife, que acompañaba al Parte Corto. 
(18)  GAZETA DE MADRID, Núm. 68 (Viernes, 25 de Agosto de 1797) págs. 742-743. Cfr. Diario de Tenerife. Extraordinario  25 de Julio  1797-1897 págs. 16-17. 
(19) Biblioteca Municipal. Santa Cruz de Tenerife. Fondo Documental Antiguo, caja 53-II, 53-8/1.
(20) Las vicisitudes pasadas por este Subteniente para llevar a su destino el 2º Parte de la Victoria y los pliegos del correo se le hace merecedor de ser conocido como el Correo del Rey. 
(21) También se le conoce con el apellido Arauz.
(22) Biblioteca Municipal. Santa Cruz de Tenerife. Fondo Documental Antiguo, caja 53-II. Refª 53-6/4.
(23) Biblioteca Municipal. Santa Cruz de Tenerife. Fondo Documental Antiguo, caja 53-II. 53-8/1. 
(24) Biblioteca Municipal. Santa Cruz de Tenerife. Fondo Documental Antiguo, caja 53-II. 53-8/1.
(25) LANUZA CANO, Francisco: Ataque y derrota de Nelson en Santa Cruz de Tenerife. Madrid 1955, pág. 407 documento LXVII.
(26) LANUZA CANO, Francisco: Ataque y derrota de Nelson en Santa Cruz de Tenerife. Madrid 1955, págs. 395-7  documento LXII.LANUZA, Documento LXI, pág. 393 y 394.
(27) LANUZA CANO, Francisco: Ataque y derrota de Nelson en Santa Cruz de Tenerife. Madrid 1955, pág. 411 documento LXIX.--. Addenda Fuentes Documentales del 25 de Julio de 1797 pág. 72.
(28) LANUZA CANO, Francisco: Ataque y derrota de Nelson en Santa Cruz de Tenerife. Madrid 1955, págs. 719-722 documento CCVII.
(29) COLA BENÍTEZ, Luis/ ONTORIA OQUILLAS, Pedro/ GARCÍA PULIDO, Daniel: Fuentes documentales del 25 de julio de 1797. Santa Cruz de Tenerife 1997 pág. 50. 
(30) COLA BENÍTEZ, Luis/ ONTORIA OQUILLAS, Pedro/ GARCÍA PULIDO, Daniel: Addenda Fuentes Documentales del 25 de Julio de 1797, Santa Cruz de Tenerife 2008 págs. 32-35.
(31) ONTORIA OQUILLAS, Pedro: El General Don Antonio Gutiérrez, vencedor de Nelson. Ediciones Idea, Santa Cruz de Tenerife 2006 págs. 121-122. 
 
  
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -