D. Pedro Forstall Russel. Un comerciante de origen irlandés del Lugar de Santa Cruz de Tenerife en la Gesta del 25 de Julio de 1797

Por Juan Carlos Cardell Cristellys  (Publicado en El Día / La Prensa el 29 de octubre de 2005).

 

          Hoy hablaremos de una de las principales familias de comerciantes más acaudalados del Lugar de Santa Cruz de Tenerife descendiente de una de las familias irlandesas que se afincaron en la primera mitad del siglo XVIII.

          Aunque la presencia de refugiados irlandeses en Canarias se remonta al menos a la segunda mitad del siglo XVI, fueron los acontecimientos de la Revolución Gloriosa de 1689 y los fracasados intentos estuardistas por recuperar la corona en 1715 y 1745 lo que acrecentó la diáspora y le imprimió un carácter nuevo (Nota 1)  a esta emigración política, que parece corresponder el caso de la familia Forstall como lo sugieren el  origen católico y jacobita de sus ancestros, y debido a los acontecimientos de su país y del trato de favor que les fue aplicado en España por la Real Orden del 23 de octubre de 1718 huyeron de la represión inglesa y se establecieron en Canarias quedando muy ligados a la historia insular.

          El primer Forstall que llegó a Tenerife fue D. Pedro Forstall  Butler natural de Irlanda en el Condado de Hirlkenny, que suponemos que llegaría antes de 1750, el cual llegó a ser uno de los comerciantes más acaudalados e influyente del Lugar de Santa Cruz de mitad del siglo XVIII, muriendo en el año 1786. Supo educar a su hijo para que siguiera sus pasos en el comercio y en la sociedad del Lugar a finales del siglo XVIII  y principios del XIX.  Veamos algo sobre la vida de su hijo D. Pedro Francisco Forstall Russell.

          Nació el 2 de mayo de 1759 en el Lugar de Santa Cruz de Tenerife recibiendo las aguas bautismales el 13 de mayo en la Iglesia Parroquial de Nª. Srª. de la Concepción de Santa Cruz de Tenerife, con el nombre de Pedro Francisco Andrés Josef de Jesús. Era hijo legítimo de D. Pedro Forstall Butler natural de Irlanda en el Condado de Kirlkenny y de Dª. María Antonia Russell Prendergast  (2) natural de la ciudad de La Laguna.

          Como era costumbre en estas familias comerciantes irlandesas enviaron a su hijo antes de cumplir  8 años a Europa para aprender las normas del comercio y diversas lenguas. Fue a estudiar a Flandes en un Colegio de la ciudad de Sant Omer  donde estuvo un año y medio y por sentarle mal el clima pasó a la Aldea de Mesnile le Roy, en las inmediaciones de París, estudiando francés y otras materias bajo el tutor D. Juan Devoudelle  (3) desde los 9 años hasta los 12 años.

          Según nos dice su padre en una carta:

               “Hace 3 años que está ausente en Flandes estudiando primeras letras en uno de los Colegios de la Ciudad de Sant Omer y por órdenes recientes debe estar en el Colegio de los Navarros de París”. (4)

          Ya en mayo de 1778 pasó a Londres, donde permaneció estudiando un año y medio, pasando posteriormente a Lila capital de la Flande donde estuvo 10 meses volviendo al Lugar de Santa Cruz de Tenerife por vía de Ostende a principios de Febrero de 1781 teniendo casi los 16 años de edad.

          El presbítero D. Juan Devoudelle se conoce que vino a Tenerife acompañando a Pedro Francisco Forstall en su regreso, pues sabemos que fue  el tutor de D. Pedro desde los 9 años y también de los hijos de otros comerciantes como D. Juan Evangelista Casalon y  Nicolás González Sopranis (5).

forstall_1

Foto de finales del siglo XIX de la playa de Branciforte. Detrás del edificio de una sola planta podemos ver el balcón canario de la casa de D. Pedro Forstall .

          Se casó a los 33 años, el 29 de septiembre de 1798 a las 7 de la noche, con Dª. María Josefa Micaela del Rosario Blanco Strickland, nacida el 29 de septiembre de 1778. Eran sus padres D. Nicolás Blanco natural de este Puerto y Dª. Bárbara Strickland natural de Richmon en el Reino de Inglaterra. Sus abuelos paternos D. Bernardo Blanco y Dª. Isabel Francis; maternos D. Rodrigo Strcikland y Dª. Catalina Scrope. Fueron testigos el Presbítero D. Juan Devoudelle, natural del Ducado de Luxemburguensi, Lugar de Osneo (6). En su matrimonio tuvo 5 hijos: Bernardo, Pedro Bernardo, Juan Bautista, María Antonia y Bárbara María.

forstall_2

Foto del año 1960 de la casa sobrada o alta de D. Pedro Forstall Russell con su balcón canario, situada en la calle de La Marina. (7)

          Su casa llamaba la atención desde mitad del siglo XVIII pues  era una de las más grandes de Santa Cruz la cual perduró hasta los años de 1960 en que fue derribada.

          Debido a las grandes talas de árboles sufridas en los bosques de Tenerife en aquel tiempo, las autoridades establecen unas leyes que castigan con penas severas a los que las infrinjan, por lo que D. Pedro Forstall Butler (8) en el año 1782 pide la aprobación al Cabildo para cortar madera en dichos bosques para usarla en su casa. (9)

          Según los padrones realizados por la Parroquia de la Concepción de de finales del siglo XVIII  era vecino de la 1ª casa esquinera en la manzana central de la calle de la Marina, del Lugar de Santa Cruz la cual tenía tres grandes patios. (10)

          Y Primo de la Guerra nos dice que en el año 1784:

               “En la plaza de la Batería de la Rosa estaban las casas de Amaro González de Mesa y de Pedro Forstall.” (11)

          En los padrones de los años 1797-98 nos indica que en su casa vivía con 6 criados: María Parker, Micaela Cashim, Nicolasa Núñez, María Ruiz, Francisco Ruiz y Manuel Ramírez, lo cual nos hace idea del tamaño de su casa y de su poder económico. (12)

          Por los datos que disponemos D. Pedro Forstall Butler tenía su vivienda y su comercio en los bajos de su casa de la Calle La Marina y atendía su comercio  su pariente Patricio Forstall (13)hasta que se marchó a vivir a  en la misma calle en la casa de su compatriota Carlos Rooney a partir de finales de 1786 hasta 1792; después se fue a vivir a la calle de San Felipe Neri.

          Llama la atención el siguiente párrafo del Codicilo del Testamento de 1786 de su padre D. Pedro Forstall Butler (14) que era el Castellano de la Fortaleza de Nª. Srª. de la Rosa de Santa Cruz,  en el que deshereda a su pariente por abandonar su casa pues en el nos dice:

                “… que por cuanto por una de las cláusulas de su testamento lega y manda a D. Patricio Forstall, su pariente, como a persona que tenía en su casa y compañía la cantidad de 400 pesos por las consideraciones y motivos allí expresados cuyas circunstancias han variado notablemente en el día, con la inopinada novedad de haberse por su propia voluntad salido el dicho D. Patricio de la casa del otorgante para hacer compañía con cierto escribiente o cajero de otra de las casas de este comercio.”

          Y por tanto revoca en todas sus partes la citada cláusula. (15)

          En el año de 1795 Pedro Forstall Russell es nombrado Síndico Personero del Lugar y más tarde en abril de 1797 (16), nos lo encontramos haciendo de tasador en la descarga de las mercancías de La Princesa a tierra y ponerlas a buen recaudo bajo la tutela de ambos Capitanes y a instancias del Maestre de la fragata La Princesa de la Real Compañía de Filipinas D. Isidro Ucles, y ante el Capitán de Puerto D. Carlos Adan y los comerciantes D. Juan Bautista Casalón, D. Pedro Forstall, D. Ricardo Madan, D. Tomás Cambreleng y D. José Murphy, levantando acta de ello el escribano público D. Miguel Sansón.

          El 1 de mayo de 1797 es nombrado Cabo del 1er. Cuartel de la parte norte del Lugar en el 1er. Plan de Rondas del Lugar de Santa Cruz el cual fué elaborado por el alcalde el 1 de mayo de 1797 (17). Y más tarde, el 23 junio, se sustituye el 1er. Plan y entra en vigor el 2º Plan de Rondas y es nombrado de nuevo como Cabo de la misma zona. (18)

          Uno de sus hechos más relevantes por el cual es más conocido actualmente es debido a una Carta, que dirige el 23 de agosto de 1797, a su primo D. José Russell, comerciante en la isla de Canaria, en la que nos hace una narración detallada de los hechos vivido por él en la madrugada del 25 de julio ante la invasión inglesa dirigida por el Vicealmirante Nelson y en ella nos dice:

               “Dice que Patricio Forstall lo vio todo desde el balcón de la casa de D. Pedro Forstall, que vivía en la calle de La Marina, y que sólo una lancha llegó al muelle……. En el muelle hicieron una descarga y pocas en la Alameda, todos fusileros y rozadores huyeron quedando abandonado el sargento que mandaba estos y algunos heridos y aun la guardia  principal casi toda de milicianos se escapó, menos doce o trece hombres, que Roman y Jorva pudieron contener con los que hicieron fuego de la ventana y esquina del principal, estas tropas tenían dos violentos que abandonaron uno sobre el Muelle y otro en la entrada, siendo la mayor fortuna que los ingleses no pudiesen penetrar por allí, tanto por que les desconcertó antes del desembarco el fuego de San Pedro y de un cañón de la esquina del Castillo que se cruzaban, como por la viveza del fuego del principal, que defendía el estrecho paso de la entrada del Muelle...

                ... y menos que abandonasen sus violentos para que pudieran cogerlos el enemigo. Los oficiales de estas Milicias (que yo Pedro Forstall, vi salir huyendo) fueron los que derramaron por el pueblo la voz de la muerte del General, toma del Castillo, que no creyéndose lo primero muy fácilmente porque al principio de la alarma vino S. E. al Muelle pero luego le persuadieron a volverse al Castillo, a donde llegó un momento antes de que viniesen a forzar su entrada. Si este cuerpo se mantiene con sus violentos en la Plaza de la Pila destroza al pie de 300 ingleses que estuvieron formados cerca de una hora entre la Casa de Carta y la de Campos…

                … y principalmente si se ha de decir la verdad pura, por que se fueron los sirvientes de la batería y Clemente Falcón que la mandaba  los que hacia el guapo por intervalos y otros lo contrario, estaba borracho sin saber absolutamente lo que hacia, y así apenas llego a dispararse un cañón que cogía de lleno toda la playa y no hubiera dejado pasar un solo hombre por allí." (19)

          Esta Carta o Relación es quizás de las más importantes en cuanto a  la descripción de hechos acaecidos en el Lugar en esa madrugada y es de las primeras relaciones  en cuanto a su fecha, apenas llega al mes de la acción, como en ser de las pocas que nos habla claramente de las deserciones habidas en el Lugar.

          Sabemos que D. Pedro Francisco Forstall Russell fue uno de los personajes más influyentes en la sociedad del Lugar pues vemos que el 17 de abril de 1803  costeó la fiesta que se ofreció para celebrar el grado de teniente general de Perlasca, (20) el cual había sido nombrado Teniente General y Consejero de Guerra el 2 de enero de ese mismo año. Y que habilitó más tarde su casa como vivienda pues en junio de 1803  ofreció una cena de despedida en su honor al inaugurar su nueva casona en La Marina (21) al General D. José Perlasca, saliendo de Santa Cruz el 24 de julio de ese año. (22)

          El 5 de diciembre de 1803 es nombrado Regidor Vitalicio de nombramiento Real formando parte del nuevo Ayuntamiento Constitucional con título de Villa de Santa Cruz del cual fue nombrado alcalde  D. José Víctor Domínguez. (23)

          En 1807 hubo en Santa Cruz una epidemia de gripe y Pedro Forstall junto con Enrique Casalón, como los más pudientes, costearon cada uno 40 camas en el hospital. (24)

          El 7 de julio de 1808 estuvo presente, como Representante del Comercio, en la reunión vecinal en casa del Marqués de Casa Cagigal.

          En ese mismo año vemos en la lista de donativos para la salida de la columna militar de las islas a la guerra peninsular que aporta 1 pieza de lienzo de Rusia, y 2 piezas de paño de 56 varas y que luego aporta 15.000 reales de vellón a la Junta Suprema por las graves urgencias de la provincia.

          Era una de las personas ilustradas del Lugar pues tenía su propia biblioteca e intercambiaba sus libros con otros personajes como Juan Primo de la Guerra (25) al que le prestó en el año 1810 el libro  De la Revolución francesa (de Edmund Burke), el licenciado Zárate  y  Francisco Urtusáustegui  entre otros.

          Presintiendo ya su muerte testó el 14 de noviembre de 1810 (26), falleciendo víctima de la fiebre amarilla en Santa Cruz el 16 de noviembre de 1810. (27)  Fue enterrado en el cementerio de San Rafael y San Roque, dentro de enrejado y bajo el epígrafe:

               "Sepulcro de D. Pedro Franco. Forstall, que fallecio en 16 de noviembre de 1810 y de sus sucesores. Requiescat in pace. Amen". (28)

          Sabemos que el apellido Forstall se pierde finalizando el siglo XIX con la muerte de uno de sus hijos D. Pedro Bernardo Forstall Blanco (29), el cual llegó a ser alcalde en el año 1835 de la Villa de Santa Cruz de Tenerife, por una nota necrológica aparecida en el periódico La Ilustración de Canarias la cual dice:

                “En la tarde del jueves Santo del mes de abril de 1884 falleció Doña Catalina Casalón  Vda. de D. Pedro (Bernardo) Forstall Blanco el cual había fallecido 2 años antes perdiéndose así dos apellidos muy arraigados a Santa Cruz”. (30)

          Primo de la Guerra lo describía del siguiente modo:

                "Adornado de las cualidades de instrucción, advertencia, noticia de muchos pueblos por donde ha viajado y conocimiento de varios idiomas que habla y escribe perfectamente, educación y conducta muy fina y ejemplar en su acierto. Experto en temas teatrales, comentó haber presenciado en París y en Lille bastantes obras de ese género artístico." (31)


NOTAS

1. Villar, 2000, pp. 247-248.
2. Libro de Casamientos Año 1798. Archivo Parroquial de la Iglesia de Nª Srª. de la Concepción de Santa Cruz de Tenerife.
3. Juan Devouelle era presbítero y había nacido en  el Ducado Luxemburguensi, Lugar de Osneo.
4. Testº Padre; Hom. ESR. III. 352.
5. Libro de Casamientos Año 1798. Archivo Iglesia de Nª. Sª. de la Concepción de Santa Cruz de Tenerife.
6. Libro de Casamientos Año 1798. Archivo Iglesia de Nª. Sª. de la Concepción de Santa Cruz de Tenerife.
7. Foto cedida por D. José Delgado Salazar.
8. Se refiere al padre de Pedro Forstall Russell. Nota del autor.
9. Historia de Santa Cruz de Tenerife. Alejandro Cioranescu. Tomo I, pág. 228.
10. Se podía entrar a esta casa por la calle San Francisco bajando por el callejón, que actualmente llamado Paseo de Milicias de Garachico, y atravesando sus patios se salía a la calle de La Marina. Nota del autor.
11. Diario Primo de la Guerra. 7/5, 1810. Archivo Histórico Provincial. 1422/232.
12. Archivo Parroquial de la Iglesia Nª. Srª. de la Concepción de Santa Cruz de Tenerife. Libro de  Empadronamientos Años 1797 y 1798.
13. D. Patricio Forstall Murphy: Nació en Kilannyon, Irlanda en 1752- 1754. Pariente de Pedro Forstall Butler en 4º grado. Comerciante mayorista. Soltero. Llegó a la isla en 1770. Presente en la residencia de extranjeros realizada en la isla en septiembre de 1791, donde constaba como vecino del Puerto de la Cruz. Vivía en 1776 en casa de Pedro Forstall Butler, su pariente, quien declaraba “al que ha tenido bajo su tutela desde niño, y fue traído para su formación”. En junio de 1776 este pariente le legaba “200 pesos por el buen cuidado que ha tenido de la orchilla que vino de Lanzarote en la que está interesado su cuñado D. José Russell, vecino de Canaria, más otros 400  pesos porque le da la gana”.
14. El cual muere ese mismo año de 1786.
15. Archivo Parroquial de la Iglesia Nª. Srª. de la Concepción de Santa Cruz de Tenerife. Testamento de D. Pedro Forstall Butler.
16. Biblioteca Pública Municipal de Santa Cruz. Fondo Doctal Antiguo. Caja 52-II.  Refª. 52-7/5.
17. Archivo Regional Militar de Canarias. Guerra contra Inglaterra. Secc. 2ª. Div-4º-2. Expdte. 0104.
18. Archivo Regional Militar de Canarias. Guerra contra Inglaterra. Secc. 2ª. Div. 4ª-2. Expdte. 0107.
19. Original de la carta a su primo, en archivo familia Guerra de Aguilar Massieu, Las Palmas.
20. Historia de Santa Cruz de Tenerife. Alejandro Cioranescu. Tomo II, pág. 490.
21. Rumeu. Separata naranja 631.
22. El General D. José Perlasca fue Comandante General de Canarias por fallecimiento de  D. Antonio Gutiérrez. Historia de Santa Cruz de Tenerife. A. Cioranescu. Tomo IV, pág. 469.
23. Historia de Santa Cruz de Tenerife. Alejandro Cioranescu. Tomo III, pág. 19.
24. Diario Primo de la Guerra. I, 333-334.
25. Historia de Santa Cruz de Tenerife. Alejandro Cioranescu. Tomo IV, pág. 339-340.
26. Diario La Opinión. 10-11-2003.
27. Historia de Santa Cruz de Tenerife. Alejandro Cioranescu. Tomo IV, pág. 339-340.
28. BULL. 83/1.11.
29. Historia de Santa Cruz de Tenerife. Alejandro Cioranescu. Tomo IV, pág. 458.
30. Periódico La Ilustración de Canarias  Año II Nº XX, pág. 168. Correspondiente a 01-05-1884.
31. Diario Primo de la Guerra. II. 14.