Navíos fondeados en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife en la madrugada del 25 de Julio de 1797

Por Juan Carlos Cardell Cristellys  (Publicado en El Día / La Prensa el 16 de enero de 1999 e incluido en el libro La Palma, francesa y otros artículos sobre el 25 de Julio).

          Hasta ahora en los libros que relatan el ataque al Lugar y Puerto de Santa Cruz de Tenerife, por la escuadra inglesa del Contralmirante Nelson, en la madrugada del 25 de julio de 1797, se relacionan siempre a los navíos ingleses que participaron en la acción, pero no han relacionado a los navíos que se hallaban anclados esa madrugada en la rada, bajo la protección de los cañones de la cortina del Puerto del Lugar de Santa Cruz.

          Para ello, podemos acudir a las pinturas o dibujos y a las Relaciones Particulares como a las Fuentes Documentales de aquel tiempo que conozcamos actualmente.

          Conocemos un dibujo a lápiz y una acuarela en los que se ve el Lugar y el Puerto de Santa Cruz, con navíos anclados en su bahía, en esos días del 22 y 24 del mes de Julio (Nota 1). Estos lienzos fueron pintados desde la cubierta de los navíos ingleses mientras estaban frente al Puerto.

acuarela

Detalle de la acuarela pintada por el teniente Webley


          La acuarela pintada por el Teniente William Henry Webley, Segundo Oficial del Zealous, que lleva el título de "Vista de Santa Cruz en la Isla de Tenerife, 1797" y que coge desde la Torre de San Andrés hasta el Castillo de San Juan, se cree que fue realizada en la mañana del 22 de Julio (2).

          En ella se distingue a las 3 fragatas inglesas Seahorse, Emerald, y Terpsíchore, fondeadas frente al Bufadero y numerosos botes remando hacia el Ramonal. Y en la bahía del Puerto de Santa Cruz, se distinguen 7 u 8 navíos anclados, de los cuales hay 3 de 2 mástiles y 4 de 3 mástiles.

dibujo

Dibujo a lápiz de C. Secombe


          El dibujo realizado a lápiz por C. Secombe, en el que se puede contemplar el litoral comprendido entre la Mesa del Ramonal y la Torre de San Andrés, se cree que fue realizado al anochecer del 22 de Julio o al atardecer del 24 de Julio. Su título es "Tenerife, cerca de la Ciudad de Santa Cruz"  (3).

          Por medio de las Relaciones Particulares y Fuentes Documentales de aquella época, que conocemos actualmente, podemos saber el número y los nombres de los navíos anclados en la rada del Puerto, en aquella madrugada del 25 de julio en que los ingleses intentaron la invasión del Lugar de Santa Cruz de Tenerife.

1  La fragata San José, conocida también como La Princesa (4) de la Real Compañía de Filipinas.

          Que llegó al Puerto de Santa Cruz el 26 de Enero de 1797, su Capitán D. Fernando Méndez Miranda, venía con 108 tripulantes, procedente de Manila (Filipinas) vía Acapulco (México), con destino a Cádiz y que vino junto con la fragata Príncipe D. Fernando,  siendo su Capitán D. Juan Ignacio de Doria.

          La fragata La Princesa (San José), llevaba 6 meses de viaje desde que salió de Manila y  se unió a la Príncipe D. Fernando, que venía de la Isla de Mauricio (o Isla de Francia), y cuando estaban cerca de las Canarias se encontraron con un barco americano que les informó de la Guerra de España con Inglaterra y decidieron ir al Puerto de Santa Cruz, y al enterarse del cerco por la escuadra inglesa de la ciudad de Cádiz se quedaron en la bahía de dicho Puerto.

          La fragata La Princesa estaba valorada en 1.300.000 pesos, pues traía ébano, sándalo y otras maderas, telas de China, lingotes de oro y de plata y otros artículos. La fragata Príncipe D. Fernando estaba valorada en 700.000 pesos. Estuvieron anclados en la bahía, sin bajar a tierra las mercancías, ni tomar precauciones tales como quitarles el velamen y el timón, a pesar de las recomendaciones que se le hicieron.

          El día 18 de abril de 1797, las dos fragatas tenían su artillería descargada, pues sus cañones habían tronado en el saludo de la Aleluya al rasgarse el Velo del Templo el Sábado Santo, y con escasos vigilantes a bordo, pues la mayor parte de sus tripulaciones estaban en tierra buscando distracción.

          A eso de las 2 y media de la madrugada  se acercaron, aprovechando la oscuridad y la brisa, dos fragatas inglesas, una la Mahonesa de 40 cañones  mandada por el capitán  Richard Bowen y la otra la Terpsíchore por el Capitán Mr. Hallowell con 32 cañones; lanzaron 6 botes al agua con tropas y con los remos forrados  con badana para no ser oídos.

          Fueron primero hacia La Princesa (San José) y como sintieron ruido en ella se dirigieron a la Príncipe D. Fernando, en la que sólo había 23 hombres a bordo, que estaban dormidos,  y lograron abordarla, matando a un marinero, hiriendo a dos y amordazando a los demás. Pero uno de nuestros botes avisó a la fragata La Princesa diciendo que había enemigos en la bahía y ésta hizo lo propio con  la Plaza al mismo tiempo que abría fuego de mosquetería.

          En la carta que envía el general D. Antonio Gutiérrez al Ministro de la Guerra D. Juan Manuel Álvarez el 22 de abril podemos leer (5):

               “Que la misma mañana llega a esta Plaza en lancha del propio Buque apresado, y por ello he sabido que al tiempo del asalto mataron los enemigos a 3 marineros, hirieron gravemente a otros 2 y levemente al Segundo Capitán D. Tomás Zabala (el cual estaba al mando de la fragata Príncipe D. Fernando cuando la atacaron los Ingleses, estaba durmiendo en la cámara, ya que por indisposición del primer Capitán D. Juan Ignacio de Doria que estaba enfermo en tierra) y al carpintero.

               Serían las 3 y media cuando se oyó la alarma y entonces las baterías del Puerto rompieron fuego sobre el Barco que era sacado del Puerto y las fragatas  consiguiendo matar a uno y herir a 3 de los marineros ingleses.

               Lo sacaron cortándoles los cables y desplegándoles las velas.

               El fuego de los cañones duró hasta las 5 de la madrugada.

               Los ingleses se llevaron al Segundo Capitán D. Tomás Zabala y a 2 marineros españoles y a 3 portugueses, y dejaron en libertad al resto de la tripulación que la misma mañana llegó a la Plaza en la lancha del propio buque apresado.”

          Sabemos algo sobre este capitán por la carta que mandó D. Francisco Fierro a D. Patricio Madan desde Cádiz el 24 de agosto de 1797, que dice (6):

               “éste es Zamora el Consejero de Castilla, el que tomó declaraciones al Capitán del Barco que sacaron los ingleses de este Puerto.”

          Dichas fragatas inglesas volvieron de nuevo, en esa misma madrugada,  y se acercaron lo suficiente que hicieron fuego, cayendo una de sus balas en la trasera de la casa del Teniente del Rey D. Manuel Salcedo, otra por frente de la cárcel, otra al lado del Hospital de los Desamparados, otra encima de la Ermita de San Telmo y otra en su Plaza donde estaba formado el Batallón de Infantería con sus Jefes y Oficiales, por lo cual fueron 3 de sus soldados heridos o lastimados de bala; una de las balas causa una ligera contusión en una rodilla a un soldado de Infantería de Canarias que se hallaba formado en la plaza de San Telmo, y de que pronto sanó. (Relación de Juan Guinther) (7).

          Ya en la mañana, a eso de las 9 y media, los ingleses soltaron un bote con prisioneros, a los que alude el general Gutiérrez en su carta; desembarcaron en la playa de Las Puercas, y por noticias de éstos se supo que la expedición estaba mandada por el capitán Richard Bowen y que se dirigían luego al puerto de Gibraltar.

          Y durante toda la mañana del 18 de abril, se bajaron las mercancías de la fragata La Princesa a tierra y se pusieron a buen recaudo (8). De la fragata Príncipe D. Fernando, una vez llevada por los ingleses, no se tienen más noticias.

          El día 22 de julio de 1797, sabemos que la fragata La Princesa (San José), se encontraba anclada en la bahía del Puerto de Santa Cruz, por un oficio que envía su capitán, D. Fernando Méndez Miranda, al general  Gutiérrez, con esa fecha, en el que le dice (9):

               “Muy Sr. Mío: por haberse presentado a este Puerto desde que amaneció los 3 Navíos, las 3 Fragatas y otras Embarcaciones con sus más lanchas a la costa, hice montar toda la Artillería para servir por la banda de estribor, con este motivo hallándome  con la suficiente pólvora para una sola andanada. V.E. dará orden se le entregue de la perteneciente a esta fragata La Princesa de mi mando, un barril a D. Antonio Macharelo.”

          En la carta de Mateo Calzadilla, del 23 de Julio, a D. Marcos Urtusáustegui (10), le dice:

                “Puesto que al romper el día se vieron cosa de 18 a 20 lanchas cargadas de gente, con mucha inmediación al Castillo de Paso Alto, en tal disposición que estaban casi a tiro de fusil de la Fragata de la China….”

          También sabemos por las declaraciones del tripulante de La Princesa (San José), Andrés Contreras, sobre de qué castillo salió el disparo de cañón que hundió el cúter Fox, en la madrugada del 25 de Julio, y que fue él el primero que vio al cúter aproximarse al Puerto, y así lo atestigua el grumete de la misma Miguel López. (Pedimento de Vicente Rossique) (11).

2.  La goleta de Correos María Luisa

          Que llegó al Puerto de Santa Cruz el 21 de julio de 1797, su destino era La Habana, y su  capitán D. Manuel Balais, y traía los pliegos del Correo del Real Servicio y Público de toda América Septentrional, compuesto por 18 cajas que se bajaron a tierra con todo el equipaje y se llevó a La Laguna (12).

               “Y su capitán y tripulación se agregaron a la artillería del Castillo de San Pedro, y en el barco se quedó un grumete y un viejo sordo.” (Relación de D. Domingo Vicente Marrero) (13).

3.  La fragata dinamarquesa

          Por la Relación de  D. Domingo Vicente Marrero, sabemos que:

               “Llegó a este Puerto de Santa Cruz el 10 de julio de 1797, trayendo la Noticia de la Guerra con Portugal,  los que habían salido con su Escuadra compuesta de 20 Navíos y quedaban muy sobresaltados esperando los franceses.” (14).

4.  El bergantín La Estrella

          La existencia de la fragata dinamarquesa y el bergantín La Estrella, la conocemos por la declaración que hacen el mismo día 25 de julio de 1797, el cabo José Chitz y los artilleros Francisco Borges, Francisco Díaz, Antonio González, Nicolás de la Rosa, de la batería de Santa Teresa, sobre de qué castillo les pareció que fué hundido el cúter Fox inglés a favor del Subteniente de Artillería D. Josef Marrero (15):

              “Que luego empezó el cañoneo, y que a pesar del bombardeo de los enemigos que todo se dirigía a aquel punto se distinguió entre todos el fuego de San Miguel, pues nos parece que al estar la balandra inglesa entre la fragata Dinamarquesa y  el bergantín La Estrella fué echada a pique por un cañonazo que de la derecha del enunciado Castillo le tiraron, siguiendo un gran estrépito, y desapareciéndonos la Balandra.

5.  La goleta La Delicia, que luego sería llamada Santiago

          Esta goleta será la que el 6 de agosto, llevará los pliegos del 2º Parte de la Victoria a S. M.  bajo el nombre de Santiago y al mando del capitán  D. Santiago Arauz (Araujo) (16).

          Sabemos  por la carta que  envía el general Gutiérrez al Excmo. Sr. D. Juan Manuel Álvarez, Ministro de la Guerra, el 20 de septiembre de 1797, que la goleta Santiago es la misma goleta La Delicia (17).

               “Habiendo arribado a principios de enero de este año al Puerto de la Luz en la Isla de Canaria, una Goleta con Bandera Americana, denominada La Delicia, y su Capitán Juan Harrizon. Y como éste expusiese que venía de Lisboa con ánimo de tocar el Puerto de la Orotava, para tomar algunos vinos, y desde allí seguir su viaje a la Costa de Guinea, a comprar negros, que era su principal objeto de su navegación.

               Arribó a dicha Isla para componer un palo que traía rendido, manifestando para acreditar lo expuesto algunos documentos cuales fueron uno que legitimaba ser dicha Goleta Americana y perteneciente a Roberto Read, navegante del Condado de Matheus en el Estado de Virginia, y otro por el que aparecía dueño de dicho Barco en la actualidad el referido Juan Harrizon.

               El Gobernador de las Armas dejó fondear en el mencionado Puerto de La Luz, la dicha Goleta, como barco de nación amiga. Pero un tal Francisco de Cubas, vecino de aquella misma Isla, ayudado por otros compañeros se levantase con la tal goleta sacándola de su fondeadero, habiéndose ésta recobrado inmediatamente y formado enseguida el expediente respectivo sobre un hecho de esta naturaleza.

               En la investigación de este hecho, se descubrió que la goleta navegaba sin pasaporte americano y a bordo había un pasaporte inglés,  y que con la bandera de esta nación había estado fondeada muchos días en el mencionado Puerto de Lisboa, bajo el tiro de cañón de la Fortaleza de Velen, por cuya razón y demás que resultaban del mismo expediente habiéndose proveído se recibiese al enunciado Harrizon su Declaración y Confesión con todos los cargos para aclarar en la mejor forma la verdad de todo.

               Como el capitán Harrizon desapareciese furtivamente de esta Isla, y por más diligencias que se practicaron no se hubiese conseguido saber su paradero, hallados por dicha causa plenamente realizadas las sospechas que contra el había, pronuncié Auto en 27 de Junio último declarando la expresada Goleta La Delicia por Inglesa. Confiscándola como a tal a favor de la Real Hacienda.

               Y no hallé méritos suficientes para imponer pena alguna al referido Francisco  de Cubas y demás compañeros que le ayudaron a levantarse con el referido Barco. Por cuanto de lo actuado  resulta que sabiendo aquél que era Inglés lo hizo únicamente para traerlo a este Puerto, y delatarlo por tal, y lo que creyó siempre que obraba como buen vasallo del Rey sobre cuyo particular y demás que deseo expuesto a V. E. para que lo  ponga en noticia de S. M. espero  se servirá resolver según fuese de S. R. agrado.

               El aprecio de la referida Goleta es de 150.018 reales de vellón y 16 maravedíes mandado practicar para de luego a luego ponerla en venta.

               Como acaeciese  el que los enemigos atacasen esta Plaza en la madrugada del 25 del mes de Julio, y no hubiese proporción de Barco para dar a S. M. con la brevedad que deseaba, la noticia individual de la Acción, determiné remitir por él los Pliegos del Real Servicio concerniente a esto, como se ejecutó en el día 6 de Agosto en que la dicha Goleta salió de este Puerto, bajo las órdenes de D. Santiago Arauz (Araujo), llevando los enunciados Pliegos.”

6.  La balandra La Aurora

          De ella sólo sabemos que estaba en el Puerto de Santa Cruz, y que fué capturada a los ingleses. Había sido subastada en este Puerto el 5 de julio de 1997 y adjudicada por 24.030 reales de vellón a D. José Acosta.

7.  La fragata Apolo

          Esta fragata fué capturada por D. Carlos Adan, Capitán del Puerto de Santa Cruz, el 10 de octubre de 1796, ya que cuando llegó al Puerto de Santa Cruz, su Capitán Thomas Robson no sabía sobre la Declaración de Guerra entre Inglaterra y España y el Capitán de Puerto la atrajo hasta que estuvo a tiro de los cañones de los castillos.

          Su porte era de 180 toneladas, con 10 cañones de a 4 montados y 17 hombres de tripulación, que habían salido de Londres con destino a Jamaica con cargas de ropas, lienzos, aceites, cerveza y otros varios efectos, cuyo valor ascendía a más de 1.200 pesos y “que su arribada sólo era a tomar algunas Pipas de Aguada a la vela”, tal como lo relata el mismo Carlos Adan en escrito que dirigió al general el 18 de agosto de 1798. (18)

8.  El keche Los 3 Amigos.

          Ancló en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife el 17 de octubre de 1796, procedente de Plymouth, su Capitán Diego Stride, natural y vecino de la ciudad de Emrworth, en el Condado de Hampshire, y de edad 26 años, soltero.

          Venía con destino a esta Isla a cargar de vinos por cuenta de la Casa y Compañía de Cologan establecida en el Puerto de la Orotava. Es declarado presa de guerra, según carta  del Auditor de Guerra por S.M. D. Miguel Sansón (19).

          La balandra La Aurora, la fragata Apolo y el keche  Los 3 Amigos fueron capturados a los ingleses en este Puerto, y se intentaron subastar en los días 3, 4 y 5 de julio de 1797, pero quedó anulada la subasta y sólo se llevó a cabo el día 5 la de la balandra, como hemos dicho antes (20). El 19 de octubre de 1797, se adjudicaban la fragata Apolo y el keche Los 3 Amigos  a D. Antonio Vasallo, de nación genovés, por  7.000 pesos corrientes (21).

 

Día 3 de novimebre de 1796

          El General Gutiérrez envíaba a D. Pedro Catalán un oficio en el que le decía:

               “A consecuencia de estar publicada la Guerra con Inglaterra, como consta del adjunto ejemplar de la Real Cédula que incluyo a Vm. Tengo mandado se descarguen y almacenen los géneros y efectos que estén abordo de los tres buques ingleses que se hallan detenidos en esta rada, en cuya virtud dispondrá Vm. que para los gastos que ocurrirán en dicha descarga se entreguen de tesorería al capitán del Puerto D. Carlos Adan doscientos pesos corrientes de que a su tiempo rendirá la debida cuenta” (22).

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

 

NOTAS

1.- García Pérez, José Luis. La Vida a Bordo. La Gesta del 25 de Julio de 1797, p. 89

2.- Acuarela de 21x 44 cm. Colección particular de Doña. Susana Groth. La Laguna (Tenerife).  Existe una copia a lápiz en el Mariner´s Museum en Newport, Virginia, (EE.UU.).

3.- El dibujo, de 25´71 x 36´83 cm.,  pertenece a la Colección Lambert-McCathy (en depósito en el     Mariner´s  Museum, Newport, Virginia (EE.UU.).

4.- ¿Existirá alguna relación con la fragata La Princesa que hacía también la línea de Filipinas a Méjico y que en el año 1787 descubrió la isla de Tonga bautizando el sitio donde recaló como la Ensenada del Refugio, siendo su Capitán el Sr. Buril natural de Galicia?

5.- Biblioteca Pública Municipal de Santa Cruz. Fondo Documental Antiguo. Caja 52-II. Refª. 52-7/5.

6.- Lanuza Cano, Francisco. Ataque y Derrota de Nelson en Santa Cruz de Tenerife, (Documento CCXIII). Madrid 1955.

7.- Ontoria Oquillas, Pedro; Cola Benítez, Luis; García Pulido, Daniel. Fuentes Documentales del 25 de Julio de 1797. Tenerife 1999, p. 101.

8.- Biblioteca Pública Municipal de Santa Cruz. Fondo Documental Antiguo. Caja 53-I. Refª. 53-2/3.

9.- Ídem. Caja  53-I. Refª. 53-1/3.

10.- Ontoria Oquillas, Pedro; Cola Benítez, Luis; García Pulido, Daniel. Op. cit. Carta de Mateo Calzadilla, p. 74.

11.- Biblioteca Pública Municipal de Santa Cruz. Fondo Documental Antiguo. Caja 53-I. Refª. 53-4/5.

12.- Pedreira Taibo, Leopoldo. La Derrota de Nelson en Santa Cruz de Tenerife. Tenerife, 1897.

13.- Ontoria Oquillas, Pedro; Cola Benítez, Luis; García Pulido, Daniel. Op. cit. p. 149.

14.- Ontoria Oquillas, Pedro; Cola Benítez, Luis; García Pulido, Daniel. Op. cit. p. 139.

15.- Biblioteca Pública Municipal de Santa Cruz. Fondo Documental Antiguo. Caja  53-I. Refª. 53-4/4.

16.- Ídem. Caja  53-II. Refª. 53-8/1.

17.- Ídem. Caja  53-II. Refª. 53-8/1.

18.- Ídem. Caja  53-II. Refª. 53-8/2.

19.- Ídem. Caja  54-I.  Refª. 54-1/2.

20.- Ídem. Caja  54-I. Refª. 54-2/1.

21.- Ídem. Caja  54-I. Refª. 54-3/2.

22.- Archivo Regional Militar de Canarias. Guerra contra Inglaterra. Sec. 2ª. Div.  4ª-2. Expte. 0088.